Garbanzos, dos potajes bien españoles

Garbanzos

Los garbanzos son las semillas de una planta leguminosa originaria de Asia. Constituyen una excelente fuente de proteínas, así como de fibra dietética, hierro, vitamina B y potasio. Por eso se considera un alimento básico de la dieta vegetariana.

Dado que la legumbre seca debe dejarse en remojo antes de cocerse, a veces resulta más práctico emplear los cocidos en conserva, que se encuentran fácilmente en el mercado.

A continuación dos recetas españolas para prepararlos, tipo potaje, ya sea como primer plato o simplemente, como plato único.

Garbanzos con chorizo

Garbanzos con chorizo

Esta receta alcanza para cuatro personas y le llevará aproximadamente prepararla dos horas 45 minutos.

Ingredientes

  • 500 g de garbanzos
  • 300 g chorizo
  • 1 cebolla
  • 2 tomates maduros
  • 1 pimentón verde
  • 1 taza de caldo
  • Azafrán
  • Pimentón dulce
  • Aceite
  • Sal

Preparación

  • Poner los garbanzos en remojo durante 12 horas.
  • Escurrir y agregarlos a una olla con agua y sal. Dejar cocer 2 horas.
  • En una cazuela, preferiblemente de barro, echarle un poco de aceite, agregar la cebolla picada, luego los pimentones cortados en tiras y el tomate troceado. Dejar rehogar.
  • Colocar el azafrán y el pimentón dulce al gusto.
  • Casi al final de la cocción, agregar el chorizo cortado en trozos. Dejarlo rehogar y añadir los garbanzos.
  • Remover e incorporar el caldo. Dejarlo cocer 15 minutos más.
  • Retirar del fuego y servir caliente.

A la andaluza

Garbanzos
Es fundamental dejarlos en remojo para que su cocción sea más rápida

Esta preparación también rinde para cuatro personas y tardará un poquito más de dos horas.

Ingredientes

  • 500 g de garbanzos
  • 250 g de cebollas pequeñas
  • 250 g de tocino fresco
  • ¼ de kg de pimentones verdes
  • 1 vaso de vino
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite
  • Sal

Preparación

  • Poner en remojo los garbanzos durante 12 horas
  • Agregar  1 ½ litros de agua en una olla a fuego medio. Cuando empiece a hervir, echar los garbanzos y dejar cocer a fuego lento durante una hora.   Y
  • Pasado ese tiempo, y sin que deje de hervir, incorporar las cebollas partidas por la mitad, el tocino en trozos grandes, el vino, el laurel y un poco de sal. El agua debe cubrir justo los garbanzos.
  • Dejar cocer a fuego lento con la olla tapada hasta que los garbanzos estén tiernos.
  • Freír los pimentones en aceite y echar sobre los garbanzos.
  • Servir caliente.

También le puede interesar: Tres opciones de sardinas horneadas para disfrutar