Tres opciones de sardinas horneadas para disfrutar

Sardinas

Las sardinas son de los pescados más sanos y baratos que existen. Y aunque es un plato popular por excelencia, tiene un puesto en la alta gastronomía, más allá de que hay algunos que las menosprecian.

A veces son confundidas con los boquerones (estos son más pequeños y delgados). Si algo caracteriza a las sardinas es su mandíbula ligeramente prominente. También que tienen por sus costados plateados manchas oscuras circulares, que disminuyen de tamaño en dirección a la cola.

Las que son frescas resultan muy valoradas. Hay quienes las hacen asadas enteras y fritas, con cabeza y tripas, o bien evisceradas y marinadas. Por ejemplo, si las hace a la parrilla, les iría muy bien que las unte con una mezcla de aceite de oliva, ajo, hierbas picadas, sal y pimienta.

Sardinas

Pero también vienen en conserva, bajo la denominación de sardinas en aceite. Estas también son muy solicitadas. Hay quienes optan por dejarlas que se maduren el mayor tiempo en la lata o el frasco, para que así se acentúe notablemente su sabor.

Para descabezarlas

En algunas pescaderías y mercados venden las sardinas limpias, lo que facilita su preparación. Sin embargo, en el caso que no sea así sepa cómo hacerlo.

Para descabezarlas, practique un corte a lo largo del vientre y ábralas. Retire las vísceras y separe con cuidado la carne de la raspa, recorte los extremos, dejando la cola intacta. Luego, extraiga la raspa y deséchela. Lave bien las sardinas y escúrralas sobre papel de cocina.

Sardinas al horno

Sardinas

Ingredientes

  • 1 kg de sardinas pequeñas sin cabeza ni espinas
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo picados finos
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • 1/8 l de vino blanco
  • El jugo de 1 limón
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  • Lave las sardinas, séquelas con un paño y salpimiéntelas por dentro y por fuera. Vierta un poco de aceite de oliva en una cazuela refractaria plana y coloque las sardinas unas junto a las otras.
  • Espolvoree con el ajo y el perejil, y riegue con el jugo de limón, el vino y el resto de aceite.  Extienda sobre las sardinas el pan rallado.
  • Hornéelas durante 20 minutos en el horno previamente calentado a 175°C.

En hoja de parra

Ingredientes

  • 12 sardinas abiertas
  • 12 hojas de parra frescas o envasadas
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo majado
  • 1 cebollín picado fino
  • 2 cucharadas de piñones
  • 3 cucharadas de perejil fresco picado
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Preparación

  • Si utiliza hojas de parra en salmuera póngalas en remojo en agua fría durante 30 minutos, escúrralas y séquelas. Si son frescas, déjelas en un cuenco refractario grande cubiertas con agua hirviendo durante 2 o 3 minutos. Aclárelas con agua fría, escúrralas y séquelas. Precaliente el horno  a 180°C.
  • Caliente 1 cucharada de aceite en una sartén y saltee el ajo, el cebollín y los piñones a fuego medio, hasta que los piñones empiecen a dorarse. Mézclelos en un cuenco con perejil, la ralladura de limón y el pan rallado. Sazone con sal y pimienta.
  • Rellene las sardinas con el preparado y envuélvalas con las hojas de parra. Dispóngalas en una capa en una fuente de horno engrasada. Rocíelas con el aceite restante y hornéelas durante 30 minutos. Sírvalas a temperatura ambiente.
  • Dato: puede preparar y envolver las sardinas un día antes y refrigerarlas tapadas. Extráigalas del congelador, rocíelas con el aceite y hornéelas unas horas antes de servirlas.

Rellenas

Sardinas rellenas

Ingredientes

  • 16 sardinas grandes
  • 2/3 taza (65 g) de pan rallado
  • 2 dientes de ajo majados
  • 2 cucharadas de alcaparras escurridas y picadas
  • 35 g de parmesano rallado
  • 2 yemas de huevo poco batidas
  • Jugo de 2 limones para servir

Preparación

  • Precaliente el horno a 200°C. Engrase una bandeja de horno.
  • Descabece las sardinas, en caso que no lo estén.
  • Mezcle el pan rallado, el ajo, las alcaparras, el parmesano, la pimienta negra y suficiente yema de huevo para ligar el preparado. Rellene las sardinas abiertas, póngalas en la bandeja y hornéelas durante 20 minutos, o hasta que estén doradas.
  • Sírvalas calientes o frías, regadas con jugo de limón.
  • Dato: en caso de que desee ahorrar tiempo, puede preparar las sardinas y el relleno con un día de antelación y refrigerarlo todo por separado. Rellene las sardinas unas horas antes de servirlas.

También le puede interesar: Las anchoas, bajas en calorías y de intenso sabor