Vinos elaborados con pasas

El hecho de que el vino se elabora con uvas de la variedad Vitis vinifera es ya cultura general, pero no siempre es con la uva madura simplemente que se trabaja. En el caso de los vinos pasificados, es con las uvas que se han secado y convertido en pasas.

Los vinos elaborados con pasas

Cuando las uvas se secan, ya sea por la acción natural del sol y el viento o en un ambiente controlado, el azúcar en ellas se concentra y su porcentaje de agua disminuye. Esto se traduce en un vino de dulzor y sabores concentrados, y en un menor rendimiento por kilo de uva, por ende, suelen ser más costosos.

Aunque se puede hacer vino pasificado tanto con uvas blancas como tintas, uno de los más famosos vinos de esta variedad, el Amarone, es un vino tinto de gran carácter y un equilibrio de tanino y dulzor que lo hacen muy apreciado entre los conocedores.

A la hora de degustar un vino pasificado, podrás notar que tiene un cuerpo o densidad muy agradable, además, sus notas tenderán a ser más hacia la fruta muy madura, confitada o en conserva. Quienes disfrutan los sabores complejos, no deben dejar de experimentar una copa de estos vinos.