Newsletter

Síguenos

Los tipos de uvas predominantes en el vino

El alma de todo vino, las uvas representan la materia prima fundamental de esta bebida que ha acompañado al hombre desde hace milenios. Las variedades del fruto le otorgan riqueza y distinción a cada uno de los ejemplares que se elaboran. Aunque existen muchos tipos de uvas alrededor del mundo, algunos son más populares y predominantes en la viticultura.

La diferenciación en este aspecto es tan importante que incluso algunos consumidores delimitan sus gustos a una cepa específica. Esto debido a que la misma aporta características organolépticas propias a una botella que otras no poseen.

Los tipos de uvas más populares del vino

Tipos de uva

Cabernet Sauvignon

De origen francés, es una de las variedades más extendidas internacionalmente. Es sumamente cultivada en las zonas de producción de vino tinto debido a su calidad. Son uvas de color intenso y bayas pequeñas que son muy buenas para hacer ejemplares “elegantes”.

Entre sus aportes están una acidez agradable y un buen añejamiento en barricas. Posee taninos densos y, además, es muy buena para combinar con otras uvas y crear caldos más complejos.

Merlot

Caracterizada por su gran aroma y gusto suave. También oriunda de Francia, es ideal para los vinos tintos de Burdeos. Es muy común que sea el pilar fundamental de vinos jóvenes. Posee poca cantidad de taninos, por lo que los vinos que la contienen maduran más rápido.

Los vinos merlot, típicamente, tienen aromas a frutas moradas, como ciruelas y grosellas. A su vez, la variedad se puede mezclar a la perfección con la carbernet sauvignon. De esta manera de genera un balance de sus propiedades que da muy buenos resultados.

Chardonnay

De los tipos de uvas blancas más predominantes en la industria vinícola, su vinificación produce un mosto suave y aromático muy valorado para la elaboración de vinos espumosos, tanto en cava como en champagne.

Los vinos elaborados con chardonnay permiten envejecimiento en barrica desde semanas hasta meses. Puede apordar una textura cremosa, además de aromas y notas a vainilla, coco, tostados y anís. En boca se aprecian untuosos, llenos, sin perder frescor.

Pinot Noir

Otro ejemplar de origen francés. Calificada por algunos como una “cepa tinta por excelencia”. La pinot noir sirve para bebidas de mediana intensidad, de mediana concentración de taninos. Aporta una tonalidad poco intensa, con aromas frutales y florales.

Puede ser vinificada para preparar blancos y rosados de los más atractivos para los consumidores.

Syrah

Una de sus particularidades es que, según el sitio de cultivo, sus propiedades pueden cambiar ligeramente. Sin embargo, se caracteriza por su color violeta intenso y profundo. Suele aportar aromas florales y frutales distintivos. En cuanto al gusto, se muestra robusto y estructurado, tánico, resistente a la oxidación. De acidez destacable.

 

También le puede interesar:  Estas zonas del vino son Patrimonio de la Humanidad

 

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram