Newsletter

Síguenos

El mejor vino de 2020, según James Suckling, es argentino

El mundo del vino está consciente de que el estadounidense James Suckling es uno de los críticos más reputados e influyentes que existen. Recientemente, ha publicado su Top 100 Wines of  2020, ranking en el que le otorgó el primer lugar, por ende, el mejor, a un tinto argentino: Pinot Noir de la Patagonia, Treinta y Dos (2018), de Bodega Chacra.

Esta etiqueta ya había obtenido la máxima puntuación (100) en abril, cuando dio a conocer los mejores vinos argentinos de este año. Sin embargo, ahora lo ubica en el tope de su listado de los 100 mejores caldos del mundo, tras catar 1.800 etiquetas.

Bodega Chacra

Este tinto es elaborado en la provincia de Río Negro, en la Patagonia, haciendo a Chacra Treinta Dos un caldo único, que se hace a partir viñedos viejos plantados en 1932 en una tierra con capas de arcilla, arena y cantos rodados. Es 100% Pinot Noir, con crianza de 19 meses, 45% en concreto y 55% en barricas de roble francés de 2, 3 y 4 usos.

“Es un vino maravilloso por sus características organolépticas, por el vino en sí mismo, pero más allá de eso, es un vino que particularmente en este momento donde el cambio climático se evidencio a través de la pandemia, se produce bajo condiciones agroecológicas, biodinámicas, de una manera ambientalmente responsable y sustentable lo que lo hace aún más especial. Posee características que lo distinguen y diferencian”, precisa James Suckling.

Vinos biodinámicos

Bodega Chacra
El viñedo está ubicado en la Patagonia / Bodega Chacra

Este vino ganador Pinot Noir (2018) Chacra Treinta y Dos, tiene una graduación alcohólica de 12,5%, y su edición es limitada: 6.960 botellas. Esta bodega es una pequeña viña de apenas 1,8 hectáreas, que pertenece al italiano Piero Incisa della Rocchetta, que decidió recuperar esas tierras abandonadas en la localidad de Mainqué hace 17 años.

«Este lugar es como un jardín del Edén. Al tener baja humedad, no hay plagas, no hay enfermedades en la viña. El único enemigo es el granizo o la helada, pero las condiciones son ideales: composición mineral del suelo, clima, luz, todo esto nos permite hacer los vinos que hacemos, con una muy buena tensión, muy minerales. Son vinos muy gastronómicos y con mucha energía», destacó su dueño al diario Clarín.

Bodega Chacra
El italiano Piero Incisa della Rocchetta / Bodega Chacra

Lo que se busca en cada botella de Chacra es la tipicidad del terruño, de los acontecimientos climáticos del año, de la naturaleza propiamente dicha. La bodega cuenta con las certificaciones biodinámicas más importantes. Los vinos biodinámicos consisten en la menor intervención posible del hombre, trabajando siempre con productos naturales, siguiendo las fases de la luna, y con un respeto absoluto por el medio ambiente.

Precisamente, el terruño cuenta con una gran exposición solar, amplitud térmica, y un suelo fantástico para la vid, con arcilla, mucho mineral, y canto rodado.

También le puede interesar: Malentendidos frecuentes en el mundo del vino

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram