Lo que estábamos esperando: la botella de vino que no gotea

A todos nos ha pasado que en el momento de servir una botella de vino hemos arruinado un precioso mantel o manchado un plato con una inoportuna gota. Hasta los más expertos confiesan que esas gotas son difíciles de evitar, sobre todo, cuando la botella está llena. Por algo se han inventado tantos artificios para prevenir y remediar estos incidentes. Los corta gotas de pico, los aros para el gollete de la botella, en fin, cantidad de accesorios que nos gusta coleccionar.

Sin embargo, un biofísico de la universidad estadounidense de Brandeis, parece haber encontrado una mejor alternativa. Este aficionado al vino, ha dedicado su conocimiento científico para diseñar una botella que no gotea. Aportando, así, una solución definitiva al problema.

Cómo se inventó la botella de vino que no gotea

Daniel Perlman estaba determinado a encontrar la raíz del problema. Así que estudió videos a cámara lenta en los que observaba cómo se vertía el vino. Detalló que el fenómeno era aún mayor cuando la botella estaba llena. Finalmente se percató de que el vino tiende a recorrer el borde de la botella porque el vidrio es hidrófilo; es decir, atrae los líquidos.

Por lo tanto, Perlman se puso manos a la obra y tras varias pruebas dio con la solución perfecta y con las medidas necesarias para ello. Diseñó una ranura de dos milímetros, con una profundidad de aproximadamente un milímetro, justo bajo el gollete de la botella. Creó, así, una especie de labio. De esta forma, el líquido que se derrama por todo el gollete se encuentra con la ranura y al no poder atravesarla por la gravedad inminente, cae con precisión en donde debe; es decir, en la copa.

Perlman, no sólo ha concebido y materializado esta genial idea. En su haber cuenta con más de 100 patentes, como la harina de café o un detector de radón, gas tóxico que según la OMS es la segunda causa de muerte por cáncer de pulmón. En la actualidad, este brillante científico se encuentra en conversaciones con fabricantes de botellas de vino para que adopten su diseño.

 

También te puede interesar: Vinos con etiquetas termosensibles para los más detallistas