Newsletter

Síguenos

Essencia 2008, uno de los vinos más caros del mundo

¿Cuánto estaría dispuesto a pagar por una botella de vino? Porque este cuesta 40.000 dólares y es una edición limitada, por lo que, únicamente se han fabricado 20 exclusivas botellas magnum de 1.5 litros. Y, según CNN, al menos 11 ya se habrían vendido.

Se trata de Essencia 2008, un vino de Hungría, para ser más precisos, de las bodegas Royal Tokaji. Cada uno de los decantadores viene en una caja negra lacada con un interruptor que ilumina la botella, y está especialmente soplado a mano, lo que significa que no hay dos completamente idénticos.

Sus creadores aseguran que para el diseño de la inusual jarra se inspiraron en el vino «que gotea lentamente de las bayas de aszu recogidas individualmente».

Algo mágico y cargado de historia

Essencia 2008
Foto: thejakartapost.com

Tokaji es una región famosa por sus viñedos, situada al noreste de Budapest. Sería la primera denominación de origen vinícola del mundo. Así lo determinan investigadores y enólogos, que datan en el siglo XVII a la región del Tokaj, en Hungría. En 2002, con unas 7.000 hectáreas de extensión, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Pero eso no es todo, sus viñedos producen una uva muy particular. Esta es propensa a la pasificación y depende de un hongo llamado “botrytis cinerea” que seca las uvas en la vid y las convierte en lo que parecen pasas. De esta forma, las uvas concentran un gran contenido de azúcares y un aroma que las hace únicas.

“Para producir solo una botella de la esencia dulce y espesa, más de 400 libras de uvas tienen que ser cosechadas a mano,” señala la empresa. Por lo tanto, este vino, sin duda, es uno de los más laborioso del mundo.

Según expertos, el resultado final es un licor fino y espeso. Además, puede mantenerse igual durante varios años. El enólogo, Orsi Szentkiralyi, explica que el licor, que es casi sirope, “es tan rico que normalmente se sirve en cuchara y no en vaso”. De esta forma se aprecian hasta los más pequeños matices.

Essencia 2008
Foto: themanual.com

Royal Tokaji tuvo que obtener un permiso especial del gobierno húngaro para embotellar Essencia en contenedores de 1.5 litros, ya que las leyes actuales solo permiten una capacidad máxima de 0.5 litros.

«Realmente es único», asegura Charlie Mount, director gerente de Royal Tokaji. «No sé si alguna vez podremos repetirlo».

También te puede interesar: Alacarte, una máquina que reduce el alcohol del vino

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram