Château Angélus, un vino protagónico en No Time to Die

Château Angélus / No Time To Die
El vino francés es la bebida con más minutos en pantalla durante la película / Foto vía: UkTripleWork.com

Es bien sabido que la bebida favorita de James Bond, el famoso agente 007, es el Martini. Incluso no cualquiera, sino el “agitado, no revuelto“. Lo cierto es que el espía de ficción no despreciaría una botella de vino, menos si se trata de una de Château Angélus, que dice presente en No time To Die.

Ya se estrenó a nivel mundial el filme número 25 del famoso personaje. Protagonizado por Daniel Craig, quien dirá adiós a la franquicia luego de cinco películas, las bebidas alcohólicas no faltan en la producción.

Además del coctel de rigor, también es conocida la preferencia de Bond por los espumosos de Bollinger y las cervezas de Heineken. Ambas marcas, patrocinantes oficiales de las diferentes historias del agente secreto. Sin embargo, según reportó The Drinks Business, fue otra bebida la que robó más tiempo en pantalla en el filme de 163 minutos de duración.

Una buena copa en No Time To Die

Château Angélus / No Time To Die
Las bebidas son un elemento infaltable en las películas de James Bond / Foto vía: 007Travelers.com

Se trata de un Premier Grand Cru Classé “A”, de los ejemplares estelares de la casa Château Angélus. Es un vino de tipo Saint-Émilion, que se produce en la región francesa homónima y goza de fama internacional.

Esta no es la primera vez que la firma aparece en algunas de las películas del agente 007, pues ya lo hizo en “Casino Royale” (2005) y “Spectre” (2015). Incluso, en 2019 lanzaron una edición especial dedicada a la franquicia.

Según The Drinks Business, este protagonismo de Château Angélus se debe a la amistad entre Hubert de Boüard, propietario de la bodega, con la familia Broccoli, productores de la saga.

La botella aparece en una de las primeras escenas del filme, en la que se ve a Daniel Craig servirse una copa mientras conversa con Q, personaje encargado del departamento de investigación del Servicio Secreto Británico.

Elaborado con Merlot, el Premier Grand Cru Classé “A” es un vino tinto de altísima calidad, la suficiente para ser digna de James Bond.

También le puede interesar: Los vinos más caros del mundo