Búhos, aves salvadoras de los viñedos californianos

Búhos / Viñedos California
Las aves han ganado terreno como una alternativa ecológica

Los vinos del Valle de Napa, en California, son de los mejores y más reconocidos de Estados Unidos. Para cuidar al máximo sus preciados viñedos, los productores han optado por un aliado poco usual: los búhos.

Las aves han ganado terreno en los últimos años como un método eficaz para combatir plagas que dañan los campos de vid. Esto, ante la necesidad de buscar alternativas más amigables con las plantas que los rodenticidas usados tradicionalmente para lidiar con ratas, tuzas y otros roedores.

Según un estudio del Departamento de Vida Silvestre de la Universidad Estatal de Humboldt, el impacto de los búhos en las bodegas ha sido totalmente positivo. De 75 bodegas encuestadas para el estudio, hasta 80% indicó aprovechar a esta especie, así como lechuzas, para mantener sus viñedos fuera de peligro.

Búhos al rescate

Búhos / Viñedos California
Búhos y lechuzas ayudan a eliminar roedores que puedan afectar los viñedos / Foto vía: GettyImages

Según explicaron, el método consiste en instalar cajas que sirvan de hogar para los búhos. Así, estos se acercan de forma natural a las bodegas y evitan que los roedores dañen las plantas.

Según la revista Nature Bay, tener búhos o lechuzas en los viñedos puede ayudar a eliminar hasta 70.000 roedores de todo tipo durante un año. Algo que garantizará la seguridad de las uvas en una región donde este tipo de animales ha sido un problema para plantaciones diversas.

Esta tendencia que es adoptada cada vez por más productores, ayuda a reducir el uso de químicos que pueden alterar la calidad de sus vinos. “Reemplazar los pesticidas con búhos o lechuzas comunes para el control de roedores fue una de varias innovaciones que marcaron un nuevo apetito por una producción más sostenible desde el punto de vista ambiental”, explican desde Nature Bay.

Búhos / Viñedos California
El Valle de Napa es una reconocida región vinícola de Estados Unidos / Foto vía: InversiónTuristica.com

Asimismo, es una forma de cumplir con las nuevas normativas de California, que limitan el uso de este tipo de insumos. Por otro lado, las aves ayudan a reducir gastos en químicos a las bodegas, que solo deben cuidar las áreas donde se instalarán las aves.

Aunque el equipo de la Universidad Estatal de Humboldt, liderado por Matt Johnson, no crea que esto elimine por completo el uso de rodenticidas, sí cree que da muestras alentadoras para un cambio en la industria vinícola local.

También le puede interesar: Estos hoteles argentinos están en medio de hermosos viñedos