¿Un champagne espacial? La casa Mumm lo hizo posible

Mumm Grand Cordon Stellar champagne espacial

El humano siempre quiere llevar consigo sus alimentos o bebidas favoritas. Una copa de vino espumoso es grata en cualquier lugar de la Tierra, e incluso fuera de ella. La famosa casa de espumantes G. H. Mumm está trabajando arduamente para lanzar un champagne espacial que pueda ser disfrutado por astronautas.

Un trago sideral

Mumm Grand Cordon Stellar champagne espacial

Luego de tres años de investigación y labores de experimentación, la Maison Mumm anunció el lanzamiento para el mes de septiembre de Mumm Grand Cordon Stellar. El producto está pensado y diseñado para ser transportado para su consumo en misiones espaciales.

Un comunicado de la firma considera el anuncio “una hazaña innovadora de tecnología. Esto hace posible que los astronautas y otros viajeros disfruten el champagne en el entorno desafiante de la gravedad cero”.

Mumm se asoció con la agencia de diseños espaciales Spade. Octave de Gaulle, fundador de la empresa, habló sobre los retos planteados por esta idea. “El gran desafío de diseño fue en realidad sacar el líquido de la botella”, comentó De Gaulle. Sin embargo, asegura que se valieron de su principal inconveniente como una ventaja: “En lugar de ver la gravedad cero como un problema a resolver, lo vemos como una posibilidad”.

Mumm Grand Cordon Stellar champagne espacial

Para lograr el objetivo de sacar el champagne espacial de la botella se utiliza el propio gas contenido. Esto ayuda a “expulsar el líquido en un marco en forma de anillo, donde se concentra en una gota de burbujas”, explican fuentes relacionadas con el invento. Posterior a esto, la bebida quedaría suspendida en el aire, donde puede ser recogida con un vaso especial.

El producto ya ha sido sometido a diversas pruebas en simuladores de gravedad con buenos resultados.

El placer del champagne espacial

Mumm Grand Cordon Stellar champagne espacial

Además de ser una experiencia distintiva por las características de su consumo, las condiciones también potencian las sensaciones que se perciben. Didier Mariotti, maestro de bodegas de la Maison y participante en el proyecto, habló acerca de las propiedades del vino.

En palabras de Mariotti, antes de ser ingerido, posee una apariencia de “bola efervescente”, pero al entrar en la boca se torna más líquido. “Es una sensación muy sorprendente”, comenta. Alega que las condiciones de gravedad hacen que la bebida cubra instantáneamente toda la boca magnificando la percepción del sabor. “Hay menos burbujeo y más redondez y generosidad, lo que permite que el vino se exprese por completo “, culmina el maestro de bodegas.

En primera instancia, Mumm Grand Cordon Stellar pronto será servido a participantes en vuelos con gravedad cero organizados por Air Zero G, al tiempo que se han entablado conversaciones para suministrar la bebida a futuras misiones espaciales y vuelos espaciales comerciales.

“Esta botella revolucionaria ilustra el estado de la Maison como un ícono de la vanguardia”, son las palabras de Louis de Fautereau, director de Mumm. El profesional asegura que esto es un avance que empuja los límites de la innovación hacia el futuro.

Ahora los aventureros del cosmos estarán tranquilos, pues podrán celebrar sus hallazgos con una buena copa.

También le puede interesar:  Los prestigiosos concursos del vino