Newsletter

Síguenos

Bodegas Pomar cuenta historias en dos nuevas etiquetas

Una de las tendencias que ha venido experimentando el sector del vino en el mundo es el diseño de sus etiquetas. Por eso, cada vez más, muchas bodegas buscan impactar al consumidor con propuestas gráficas que hagan clic de inmediato con él, para sorprender, ser diferentes e innovar en una industria que tiende a ser predominantemente tradicional.

Como parte de su proceso de estar a tono con este criterio, la casa vitivinícola venezolana Bodegas Pomar incursiona en esa modalidad, al mostrar, por tiempo limitado, las nuevas etiquetas de dos de sus vinos jóvenes: el blanco y el rosado.

Se trata de una edición especial: Despierta tus sentidos, que no es un refrescamiento como tal, sino más bien una iniciativa que asume la marca desde ahora, y que mantendrá por varios años más, para hacer más placentera la experiencia.

“Nos sumamos a esta tendencia de etiquetas que hablan por sí solas, que cuentan historias -algunas irreverentes- que se están dando a nivel mundial. Hemos querido innovar dentro de todo eso que está ocurriendo, y una vez al año vamos a estar sacándolas, con temas diferentes”, destaca Beatriz Pachano, gerente de Mercadeo de Bodegas Pomar, vía telefónica, a Cocina y Vino.

Estas presentaciones, disponibles en el mercado de sus caldos jóvenes blanco y rosado, son atrayentes, reflejan frescura e incluso tienen un aire bastante veraniego. “La agencia ganadora (concursaron varias) se inspiró en lo colorido y la magia que envuelve al viñedo (sus paisajes). Y eso nos encantó, porque al mismo tiempo muestran la personalidad de esos vinos”.

Así son estos caldos

Foto: Bodegas Pomar / Trabajada para Cocina y Vino por Deyanira Lozano

El blanco joven es elaborado con uva Chenin Blanc, de color amarillo pálido y tonalidades doradas muy suaves. Tiene aromas cítricos y de frutas frescas, como manzana verde; es gustoso. Recomiendan acompañarlo con carnes blancas, pescados, mariscos, frutos del mar y quesos suaves, a una temperatura de 9°C.

En cuanto al vino rosado, ideal también para días calurosos, es un resultado del mosto de Chenin Blanc y Malvoisie, que se une con el del Tempranillo, que ha macerado brevemente para obtener ese color. Su aroma es fresco y de frutas confitadas. Lo sugieren con ensaladas, frutas, carpaccio (pescado, pulpo o lomito), verduras guisadas o a la plancha, pescados, mariscos, arroces y pastas, y debe ser bebido a una temperatura entre 9°C y 12°C. 

Pachano precisa que esta edición limitada, dado que su producción también lo es, “ha sido colocada en el mercado para llamar la atención de los consumidores e innovar dentro de esta tendencia. Una vez se acaben los inventarios con estas etiquetas, volveremos nuevamente a las habituales”.

Foto: Bodegas Pomar / Trabajada para Cocina y Vino por Deyanira Lozano

Este lanzamiento coincidió con los 30 años (se cumplieron el 29 de agosto), cuando salieron los primeros productos jóvenes (blanco, rosado y tinto), presentados por la Bodega bajo el nombre de Viña Altagracia, en 1990. 

“Para 2021, a lo mejor por estas fechas, vamos a estar lanzando otra edición especial, y así iremos contando historias diferentes. Todas deben estar de la mano con lo que es la esencia de Bodegas Pomar y la personalidad de sus vinos jóvenes, porque sentimos que tienen esa particularidad de cambiarse de ropa y vestirse diferente para dar noticias y alegrar a los consumidores”, adelantó.

Por ahora, cero latas

Otro de los cambios evidentes en el negocio del vino han sido las presentaciones en latas, un formato que cada vez tiene más seguidores, pues sin duda es una buena manera de captar básicamente a un público joven.

Al ser consultada sobre esa posibilidad en Pomar, comentó: “Siempre estamos buscando innovar, no estamos cerrados a posibilidades de nuevos empaques. Sin embargo, en este momento, a muy corto plazo, no es algo que tengamos contemplado”.

La vendimia digital

El viñedo está en Carora, ciudad que cumplió recientemente 451 años de su fundación / Foto: Bodegas Pomar

Con la llegada del coronavirus, las cosas cambiaron en el mundo y hemos tenido que ir adaptándonos a las circunstancias que tocan afrontar en estos tiempos.

La Bodega no escapa a ello y sus dos vendimias anuales en sus viñedos, en la población de Carora -ciudad que cumplió este 8 de septiembre 451 años de su fundación– se vieron afectadas. No desde el punto de vista de su operatividad interna como tal, sino de la experiencia para sus visitantes.

“No pudimos hacer la de marzo ni la de ahora de septiembre. Justamente estamos trabajando en esa experiencia digital, que viene a ser todo un reto, porque hay que transmitir la magia que se vive en la visita y que la gente sienta esa misma emoción. Llevarlo todo a este tipo de modalidad, es bien complicado”.

También adelantó que “le estamos dando la vuelta, no podemos pasar por debajo de la mesa nuestra vendimia. A pesar de la situación de la pandemia, las uvas se siguen cosechando y el trabajo continúa. Queremos transmitir que seguimos adelante, tal vez no a la vista, pero sí en nuestros procesos”.

Coordenadas

Los vinos se pueden encontrar en distintos anaqueles del país y en su propia tienda, Boutique Pomar (servicio con entrega a domicilio en Caracas). www.bodegaspomar.com.ve y @bodegaspomar (Instagram)

También te puede interesar: Los Tres Hermanos, 30 años de Pomar en corto

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram