Newsletter

Síguenos

Avaline, el vino ecológico de Cameron Díaz

La famosa actriz estadounidense Cameron Díaz se reinventa. Y en esta oportunidad nada tiene que ver con el cine ni la televisión. Así como lo han hecho otras grandes estrellas, creó su propia empresa de vinos. ¿Su nombre? Avaline, una marca que sale al mercado con dos propuestas: un blanco y un rosado. Son particulares, limpios y orgánicos.

En esta nueva aventura no está sola. La acompaña su socia, Katherine Power, una empresaria de la moda. La idea surgió precisamente una tarde de caldos entre amigos, en el patio trasero de una casa en Los Ángeles. Presentadas por una cuñada, ambas compartieron su pasión por esta bebida. Después de este encuentro, decidieron sumergirse en el mundo de la viticultura.

En ese proceso, que llevó dos años, estaban claras con lo que querían. En una minuciosa investigación, identificaron a los enólogos, en España y Francia, que tenían viñedos que pudieran cubrir el resultado de lo que deseaban con Avaline.

Sus vinos se hacen con uvas catalanas orgánicas, son veganos y producidos de manera transparente. Tampoco tienen azúcar, aditivos artificiales, colorantes ni concentrados. Las uvas se cultivan sin usar pesticidas sintéticos agresivos y con los certificados del Consell Català de la Producció Agrària Ecológica y por Bureau Veritas.

Lo más limpio

Foto vía: Avaline

Cada uno de los ingredientes de Avaline es cuidadosamente considerado. Ambas empresarias, aparte de incrementar el estándar de lo que va en la botella, tienen como objetivo elevar el listón de la transparencia en la industria del vino. De hecho, cada una de las etiquetas comunica claramente qué hay y qué no en la botella. Sin embargo, en su web detallan más información: desde el proceso de elaboración hasta el contenido nutricional.

“Disfruté del vino durante muchos años y nunca lo cuestioné. Ni una sola vez. De hecho, pensé que era la opción de alcohol más responsable, porque estaba hecha con uvas fermentadas. Pero no tenía idea del proceso. Una de las primeras conversaciones que Katherine y yo tuvimos sobre hacer un vino más limpio fue: ‘¿Qué le vamos a agregar?’ Pronto nos enteramos de que no era lo que agregaste, es lo que no le pusiste», declaró Díaz en una entrevista con Forbes.

Por su parte, Power comentó: “Aprendimos que la mayoría de los vinos no se elaboran con uvas orgánicas y que se pueden manipular con más de 70 aditivos. Esto cambió por completo la forma en que lo pensamos. Cuando empezamos a pedir vinos limpios u orgánicos en supermercados, hoteles y restaurantes, todo lo que obtuvimos fueron ojos rojos. Uno de nuestros principales objetivos es aumentar la prevalencia del vino limpio en el mercado, poniéndolo a disposición donde nuestro consumidor ya está comprando”.

Cómo son

Foto vía: Avaline

Ligereza y positividad es lo que desea brindar Avaline. Según precisa, su vino blanco es seco, con un final fresco y proviene de España. “Combina perfectamente con flores recién cortadas y su comida favorita”.

El rosado ofrece una sensación en boca ligera y fresca, con notas de melón y ralladura. Este proviene de Francia. “Combina bien con el calor del sol y la compañía de tu mejor amigo. Con Avaline no hay necesidad de cuestionar qué hay dentro de la botella. Cuando sabemos lo que hay en nuestra copa, podemos dejar que el vino haga su magia innegable… transformando las comidas, provocando el amor y acercándonos a aquellos que nos importan. Vierta con confianza, disfrute, repita”, hace saber su web. 

También le puede interesar: Famosos que producen su propio vino

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram