Leche de pistacho, vegana y saludable

Leche de pistacho / Leche vegana
Es una de las tendencias en cuanto a leches de origen vegetal / Foto vía: ZestySouthIndianKitchen.com

Ante el crecimiento innegable del veganismo, buscar alternativas a los lácteos es una de las cosas que genera mayor interés. En una larga lista de opciones, la leche de pistacho es ideal para gozar de buen sabor y beneficios para el cuerpo.

En esencia, se trata de una de las tendencias más nuevas en cuanto a leches de origen vegetal, pues también existen de almendras, coco, soya y otros insumos. Según diversas fuentes, su consumo está teniendo impacto en Estados Unidos gracias a empresas que han explotado el potencial del pistacho.

Considera un insumo de grandes beneficios para el organismo, todo se debe a las propiedades del mencionado fruto seco. El pistacho es muy importante en países como Italia, donde es parte de muchas recetas saladas e, incluso, el que se cosecha en Bronte tiene Denominación de Origen Protegido (DOP).

Aunado a todo esto, la producción de pistacho es menos contaminante que la de otros insumos. Por ejemplo, en comparación con las almendras, el pistacho requiere hasta 75% menos consumo de agua para crecer. Algo que también lo hace un ingrediente sostenible y más amigable con el medio ambiente.

Gracias a sus propiedades, la bebida es rica en gran cantidad de vitaminas, como la A, E y del grupo B. Asimismo es una fuente excelente de antioxidantes, baja en calorías y buena fuente de fibra. Esto último, ayuda a beneficiar la función intestinal y aporta una sensación de saciedad.

Hacer leche de pistacho en casa puede requerir algo de paciencia y tiempo. Sin embargo, los resultados no dejarán a nadie indiferente si se quieren dejar de lado los lácteos tradicionales.

Leche de pistacho

Leche de pistacho / Leche vegana
Es tan rica como nutritiva / Foto vía: OmegaJuicers.com

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 150 gramos de pistachos sin sal
  • 1 cucharada de azúcar

Preparación

  • Tostar los pistachos en una sartén antiadherente, con cuidado de no quemarlos. Una vez que estén listos, retirar del fuego y dejarlos enfriar.
  • Posteriormente, tomar un bol o un recipiente, llenarlo de agua y sumergir los pistachos. Dejarlos en remojo durante toda una noche. Pasado este tiempo, escurrirlos, conservando el agua en que fueron remojados.
  • Lavar bien los pistachos y meterlos en una licuadora o procesadora de alimentos junto con el agua conservada.
  • Añadir azúcar al gusto y licuar hasta que tenga la consistencia deseada, que debe ser lo más homogénea posible.
  • Filtrar la preparación con un colador de maya fina, apretar bien para sacar todo el líquido. Embotellarlo y conservar la bebida en la nevera por 3 o 4 días.

De gran calidad, la leche de pistacho puede ser muy buena para la respostería, aportando buen aroma y sabor. Asimismo, va muy bien con café para hacer excelentes capuchinos.

También le puede interesar: Aprenda a hacer leches de avena, coco o almendras

Con información de ClaudiaConcas