Newsletter

Síguenos

Los vinos de República Checa, excelencia y personalidad

República Checa no es sólo cerveza, también elaboran vinos de notable calidad. Los Romanos llevaron la viticultura a este país en el siglo IV. Aunque su verdadero desarrollo se registró durante la Gran Moravia, en el siglo IX, cuando comenzó a cultivarse también en el territorio de Bohemia. Los monjes premonstratenses trabajaron en la extensión de los viñedos por todo el territorio. En Praga, concretamente, el cultivo de la vid se debe a las actividades del rey Carlos IV. Los vinos de República Checa son de calidad excepcional, aunque muy diferentes a los clásicos vinos franceses o italianos. Cuando han participado en concursos internacionales se llevan las máximas distinciones.

En la actualidad, las plantaciones de Vitis vinífera en República Checa ocupan unas 19.000 hectáreas de tierras, especialmente en el sur de Moravia. Se están cultivando con éxito cepas internacionales como Cabernet Sauvignon y Moscatel.

 

Vinos de República Checa – Bodega en Moravia

Los vinos de República Checa y sus regiones

La República Checa tiene dos regiones vitivinícolas principales: Moravia y Bohemia. Estas, a su vez, se dividen en subregiones. Los vinos moravos destacan por su alta calidad a nivel mundial. La serie de premios internacionales importantes son prueba de ello. En algunas oportunidades incluso han ganado por encima de Francia y Alemania.

Moravia

En Moravia se encuentran cuatro subregiones básicas: Znojemská, Velkopavlovická, Mikulovská y Slovácká. Lo interesante de esta región son los pueblitos de bodegas de vino, donde se encuentran concentrados solamente las bodegas de vino sin que los habitantes vivan allí de manera permanente. Las variedades blancas más cultivadas en esta región son: Verde de Vetlín, Sauvignon blanc, Ryzlink rynský y Müller Thurgau. De entre las tintas destacan las autóctonas: Svatovavrinecké y Frankovka.

Bohemia

Esta región es una de las más norteñas en la viticultura europea. Los viñedos en Bohemia no son tan extensos como los de Moravia. Bohemia tiene dos subregiones:  Melník y Litomerice. Estas se encuentran en las pendientes protegidas del sur, alrededor de los ríos Vltava, Labe, Ohře y Berounka. En el pasado, cuando Praga fue la sede de monarcas, había una gran cantidad de viñas en sus alrededores. Las variedades más cultivadas en esta región son las blancas: Rulandské bílé y šedé, Ryzlink rynský y Müller Thurgau.

Con información de República Checa Web

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram