El Riesling seco, un aliado ideal en la mesa

El Riesling en la mesa

Riesling es la uva emblemática de Alemania. Produce exquisitos y muy aromáticos vinos blancos. Lo que más se aprecia del Riesling son sus aromas y su versatilidad para armonizar con la comida. El Riesling es un perfecto acompañamiento para las comidas asiáticas y árabes, así como para carnes ligeras y pescados.

El Riesling tiende a asociarse con un vino blanco dulce. Esto es debido a que en muchos casos se le deja algo de azúcar residual en la vinificación. Esta práctica es muy usada en países más fríos para equilibrar el ácido alto de la uva. Sin embargo, hay muchos que son verdaderamente secos, justamente estos son los favoritos. En cualquiera de los casos, este vino siempre es muy buen aliado en la mesa.

Cómo encontrar un Riesling seco ideal para la comida

Al buscar un Riesling de estilo más seco, busque uno con niveles de 11% hacia arriba. Un contenido de alcohol más bajo que eso, puede indicar que no todos los azúcares se convirtieron en alcohol y quedaron residuales. Pero, más allá del nivel de alcohol, hay algunas regiones que se especializan en la fabricación de Riesling seco en particular.

Alemania:

La palabra “Trocken” en la etiqueta significa “seco” y encontrarás un gran número de los estilos más secos procedentes de las regiones Rheingau y Pfalz.

Alsacia, Francia:

Esta pequeña región francesa hace algunos de los más codiciados vinos Riesling secos en el mundo.

Niederosterrich, Austria:

El Riesling es omnipresente en Austria, aunque a menudo está dominado por la uva Grüner Veltliner. Los austriacos favorecen estilos más secos del Riesling.

Australia del Sur:

Los valles de Clare y Eden en Australia del sur hacen Rieslings secos, que cuando tienen crianza adquieren notas ahumadas, muy exóticos.

Norte de Estados Unidos:

Washington, Nueva York, Columbia Británica y la Escarpa del Niágara. Estas regiones hacen un Riesling seco de calidad excepcional. Se debe buscar el indicativo “seco” en la etiqueta.

 

Tambien te puede interesar: Vinos de Alemania, tradición y elegancia