Shochu, Japón más allá del popular sake

Shochu destilado de JApón / Gastronomía japonesa
Puede ofrecer distintos perfiles de sabor según el ingrediente principal / Foto vía: SakeShop.com

Aunque el sake sea la bebida más internacional de Japón, no es la más popular entre los habitantes del archipiélago asiático. El shochu es realmente el que muchos consideran cómo el destilado nacional en ese país.

Usualmente, tiende a ser poco conocido fuera de las fronteras de las islas niponas, pues apenas el 1% de la producción se destina a la exportación. La receta tiene como ingredientes principales la cebada, la batata o papa dulce y el arroz. Sin embargo, puede contener también trigo sarraceno, aloe vera, castañas y jugo de caña.

El largo viaje del shochu

Shochu destilado de JApón / Gastronomía japonesa
Foto vía: TokyoWeekender.com

Se sabe que su origen se remonta al siglo XVI, cuando los japoneses adoptaran las primeras tecnologías de destilación. La producción de shochu, según diversas fuentes, es más antigua que la del whisky en Japón, con hasta 300 años de ventaja.

Los primeros lotes se habrían hecho en las islas de Kyūshū, exaltadas como la cuna de la civilización nipona, o la de Okinawa. Lo cierto es que hoy en día la bebida puede encontrarse en todas las prefecturas con gran facilidad y hay más de 300 firmas dedicadas a su preparación.

El soschu se elabora en una gran olla de barro y tiene un doble proceso de fermentación, en donde se utiliza koji blanco (usado para fomentar la fermentación) antes de destilarse. Esto hace que tenga un ABV promedio de 25%, más fuerte que el 20% común del sake. Asimismo, su método de creación hace que tenga sabores más marcados que bebidas similares como el mencionado sake y el awamori (icónico de Okinawa).

El gusto predominante y la denominación de la bebida dependerán del insumo que sea tomado como el principal. Actualmente, en Japón hay varias versiones con Indicación Geográfica, algunas de estas son el de cebada en la isla de Iki, el de arroz en Kyūshū, y el de batata en Kagoshima.

De aromas terrosos, suele ser de sabores fuertes, con notas frutales y florales. La norma es disfrutar la bebida entre los seis meses o el año posterior a su destilación, aunque también puede añejarse por más tiempo en barricas de roble.

Shochu destilado de JApón / Gastronomía japonesa
Foto vía: TheJapantry.com

Descrito como una de los secretos mejor guardados de Japón, se recomienda beber este destilado solo y puro. Sin embargo, algunos lugareños gustan de servirlo diluido en un poco de agua o con unos trozos de hielo. ¿Con qué maridarlo? Eso dependerá del perfil del soschu, mientras unos van mejor con pollo y pescado, como los de cebada y arroz, el de batata es ideal para carnes de cerdo o ternera.

También le puede interesar: ¡Más allá del sake! El reto de las armonías con sushi