Sal: ¿un aliado de la coctelería?

Sal en la coctelería
El insumo puede ser muy apropiado para resaltar sabores / Foto vía: TheCookful.com

En coctelería todo ingrediente tiene su espacio y su chance de resaltar, incluso la sal. Contrario a lo que se puede pensar, el mineral puede ser muy útil para mejorar las bebidas.

Así como sucede en la pastelería, el insumo resulta eficaz para resaltar sabores en una receta. Para demostrar que puede ser un gran aliado para el bartender profesional o aficionado, expertos de la mixología conversaron con Liquor para explicar sus bondades.

Ya sea en su forma más común, o como una solución salina, su función principal es “equilibrar y mejorar otros ingredientes”. “La sal puede resaltar notas saladas y resaltar sabores que podrían estar escondidos detrás de otros componentes de un cóctel“, indica Jamie Dodge, del bar Cul+ure Collective en Nueva Jersey.

En la mayoría de las bebidas sirve para hacer más notorio el dulzor y más balanceado el amargor, según sea el caso. Pese a todo esto, el mismo Dodge señala que la “la sal no es para todos los cocteles. “Algunos ingredientes necesitan hablar por sí mismos, mientras otros necesitan un empujón”, dice el mixólogo.

La sal y la coctelería pueden ir de la mano

Sal en la coctelería
Bien sea para escarchar el borde de una vaso o para añadirla en la receta, su efecto puede ser muy positivo / Foto vía: Barrio Costero / Liquor

Para comprobar estos efectos, los conocedores recomiendan elaborar dos veces el mismo coctel: uno con y otro sin sal. Una pequeña cantidad del mineral (siempre se usa muy poco, hay que tener eso claro) puede hacer diferencia y mejorar la experiencia sensorial al probar la mezcla.

Jack Schramm, bartender neoyorquino, siempre recomienda hacer esto. “Cuando se le ocurra una nueva bebida, haga dos de ellas exactamente iguales, pero agregue sal a una y deje la sal fuera de la otra”, explica.

Este método será práctico para determinar cuándo ayuda y cuando no, por lo que es ideal para quienes quieren hacerse maestros de la coctelería.

Asimismo, los profesionales de las barras indican que es mejor aplicarla en forma de solución salina, ya que es “más fácil mezclar líquidos con líquidos”. Normalmente, esta debe estar al 20%, es decir, 20 gramos de sal por cada 80 mililitros de agua. Unas pocas gotas, aproximadamente cinco, serán suficientes para que se note su influencia.

Por otro lado, en caso de ser sal común, es mejor usarla para espolvorear la superficie de las bebidas o, como es clásico en algunos cocteles, para cubrir los bordes del vaso o copa.

En esencia, creen que “para familiarizarse completamente con lo que la sal puede aportar a sus bebidas, la mejor opción es comenzar a experimentar con su uso en todo tipo de alimentos y bebidas. Esto para comprender mejor cómo mejora una variedad de ingredientes“.

También le puede interesar: ¿Vino sobrante? Úselo para jarabes para cocteles