Mimosa, un coctel fresco y muy agradable al paladar

Coctel mimosa

La mimosa es uno de los combinados con más glamour que existe. Este coctel suele dar la bienvenida a los alimentos, es suave y solo dos ingredientes son necesarios para elaborarlo. Debería su nombre a la similitud de su color con el de las flores de la planta mimosa.

Se dice que se inventó en 1925 en el Hotel Ritz de París, y que se popularizó por ser una bebida de bajo grado alcohólico. Incluso, se puede tomar desde la mañana. Existe otro preparado muy similar que nació antes, el Buck’s Fizz, creado en el Buck’s Club de Londres en 1921.

Tradicionalmente se sirve en una copa de flauta y está considerado por los estadounidenses como el coctel estrella de los desayunos de fin de semana, que denominan brunch.

En la actualidad hay muchas versiones de la tradicional mimosa. Por ejemplo, se prepara con piña, con un toque de menta, con fresas o con jugo de toronja.

Coctel Mimosa

Coctel mimosa

Este es un coctel muy fácil de hacer y perfecto para una mañana sin estrés. Debe tomarse lentamente porque sabe a jugo, pero las burbujas también harán lo suyo. La clave para una buena mimosa es la proporción de las bebidas, lo ideal es que se consideren en partes iguales, aunque hay quien varía entre 2/3 de champagne y uno de jugo.

Ingredientes

  • Jugo de naranja
  • Champagne o cava

Preparación

  • Llenar cada copa a la mitad (debe ser la copa flauta) con champagne u otro espumoso y, luego, añadir 1/2 de jugo de naranja.
  • Por último, servir decorado con una rodaja de naranja.

¡Salud!

También te puede interesar: ¡Algo diferente! Un bloody mary a la cerveza