Forma correcta de beber whisky

whisky

El whisky es una bebida alcohólica obtenida por la destilación de la malta fermentada de cereales como cebada, trigo, centeno y maíz, y su posterior envejecimiento en barriles de madera, tracionalmente de roble blanco. Esta bebida alcohólica se comercializa con un contenido alcohólico de entre 40 y 62 % de volumen.

Disfrutar de esta bebida es un placer del que pocos suelen apreciar, para que lo que desean aprender a disfrutar de todos los olores y sabores que desprende este destilado, se deben tener en cuenta ciertas recomendaciones:

  • Lo primero que se debe tener en cuenta es tipo de vaso que se va a utilizar, ya que cada cumple con una función en específico.  En el caso del Glencairn, este tipo de copa es ideal a la hora de catar el Whisky. Con respecto al Vaso Tumbler. Si lo que se busca es preparar este destilado con hielo en las rocas, es el vaso más adecuado. La copa de vino. Un clásico entre las copas de diferentes espirituosos. Los expertos también la recomiendan para retener los aromas y así conocer mejor qué se está bebiendo.
  • Luego de tener claro con la finalidad que se va a beber, lo segundo que se debe tener presente es el whisky se adapte más al gusto del paladar. Para comenzar a tomarlo lo recomendable es al momento de servirlo – cualquiera que sea la copa- verter “dos dedos” de whisky en un rock glass o una copa tulipán.

¿Tomarlo con agua o con hielo?

Esto realmente dependerá del gusto y preferencia de cada persona. Para los puristas que desean no mezclar con absolutamente nada esta bebida, lo mejor es tomarlo solo si se quiere degustar con mayor eficacia las peculiaridades más originales de destilería y los matices de la barrica más escondidos.

Aunque beberlo con un poco de agua no es del todo un crimen ya que, siendo uno de los pocos destilados que lo permiten. Gracias a ello el whisky se abre, ofreciendo distintos matices. A pesar de que el “corte” con agua debe ser sutil.

También te puede interesar: El vodka, reinado en expansión y marcador de tendencias