Newsletter

Síguenos

Caballo Viejo, el nuevo premium DOC Ron de Venezuela

Con mezcla de rones envejecidos entre seis y 12 años, en edición limitada de 1.200 botellas, Caballo Viejo Ron Ultra Añejo llega al mercado del país como presagio de que 2020 será un año aún más brioso y prometedor para la DOC Ron de Venezuela.

Si bien una novedad en los anaqueles, Caballo Viejo cuenta una historia de larga data. La marca, registrada en 1985 por Industrias Bravo, se comercializó inicialmente solo en el Oriente venezolano como ron añejo de dos años. En 2005, los nuevos propietarios de la empresa vieron la oportunidad de instalar su bodega y, en 2006, se enfocaron en la paciente tarea de envejecer los primeros lotes de alcoholes.

Hoy es una destilería boutique que cuenta con 1.000 barricas de roble americano que antes albergaron bourbon, whiskies de malta y brandy. En tales recipientes durmieron los alcoholes que integran el blend de Caballo Viejo, cuidadosamente afinado bajo la dirección de la maestra ronera Rosamy Belmonte.

on Caballo Viejo Ultra Añejo
El destilado añejo es envasado artesanalmente en una exclusiva botella, numerada y etiquetada a mano

“Este es un proyecto que ha llevado mucho tiempo y al que se le ha puesto gran dedicación. Es la fusión perfecta entre dos empresas: Industrias Bravo y Central de Licores Unidos de Venezuela (Celiveca)”, indica Hohebeth Acuña, directora de mercadeo de Celiveca.

En conjunto, ambas empresas desarrollaron el producto que se integra a la categoría premium. El destilado añejo es envasado artesanalmente en una exclusiva botella, numerada y etiquetada a mano, que viene resguardada en una caja de madera que recuerda a un establo.

El disfrute es en todos los sentidos

Ron

Bajo la conducción de Alejandra San Vicente, en una cata que permitió apreciar Caballo Viejo en todos sus matices organolépticos, lo primero que resalta a la vista es su color ámbar rojizo, noble característica de los rones ultra añejos que han reposado largo tiempo en barrica.

Fino en nariz, el destilado desprende aromas de frutos maduros, “con una nota particular parecida a la piel de la ciruela, que tiene ese punto cítrico muy sabroso», refería San Vicente. De otro lado, «se perciben notas marcadas de miel, que casi llevan al instante cuando se vierte el caramelo encima de un quesillo, y también ese aroma dulce a vainilla de los rones venezolanos, que viene del roble americano de las barricas”, compartía Alejandra.

En boca es robusto y replica con elegancia lo percibido en nariz. Fue armonizado con queso gouda de la empresa -también venezolana- Samanes Fromage (@samanesfromage), pan gallego y bocadillo de guayaba.

Coordenadas: Por ahora, (enero de 2020) solo ha salido al mercado un primer lote de 600 botellas que se consiguen en Caracas en Licores Mundiales de Las Mercedes; Celicor Boutique y Licoteca, en La Castellana; y en Megalicor de El Hatillo. Su precio oscila entre 60 y 70 dólares.

También puede interesarte:10 cosas a saber sobre la D.O.C. Ron de Venezuela

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram