Aceite de oliva: ¡hasta para los cocteles!

Aceite de oliva: útil hasta para los cocteles

Un insumo que cualquiera desea tener en su despensa permanentemente. El maravilloso aceite de oliva ofrece un sinfín de usos culinarios. Es útil para preparar salsas y aderezos, para aportar un toque extra de sabor a variados platos, para hacer frituras y esto no se detiene ahí. Aunque para algunos pueda parecer extraño, el producto derivado de la aceituna puede ser utilizado, incluso, en la coctelería donde brinda muy buenos resultados.

Una experiencia diferente

Aceite de oliva: útil hasta para los cocteles

Texturas sedosas distintivas, intensidad y aromas marcados son algunas de las influencias que tiene este “oro líquido” sobre las bebidas en las que se utiliza. En tiempos recientes el auge de su uso en las barras del mundo es cada vez mayor y son más quienes se atreven a disfrutar de su sabor en las noches de copas. Los conocedores indican que su presencia en la bebida afirma la textura y el cuerpo de esta, además de potenciar el sabor del alcohol.

El mixólogo español Pablo Mosquera conversó con Cocina y Vino sobre las propiedades y efectos del aceite de oliva en la coctelería. Mosquera fue embajador en España por cinco años del Ron Santa Teresa, marca venezolana con la que aún sigue colaborando. Actualmente es embajador de la ruta de coctelería Old Fashioned Week y es representante del Congreso Internacional del Ron de Madrid.

“Cuando hablamos de lo que aporta, es un sabor totalmente nuevo”, dice el especialista y agrega que este invento, que ha tenido cada vez más aceptación entre los amantes de los cocteles, surgió a raíz de la experimentación. “En España hubo una época en la que todo el mundo se dedicaba a hacer cocteles por modas. Entonces estaba la movida de hacerlos con productos raros o extravagantes para resaltar, marcar tendencia y conseguir prensa fácilmente”. Rememora que en aquel entonces, de la mano de la casa ronera venezolana, se unió a ese movimiento, creando un buen trago con el aceite como añadido.

“Consigues una textura mucho más intensa y te hace incluir mucho menos alcohol, porque el sabor se hace más intenso, dependiendo de la variedad del aceite. Consigues la sensación que está de moda: umami. Saboreas todos los gustos en un mismo tiempo”, comenta el experimentado bartender español.

La creatividad como origen

Pablo Mosquera Aceite de oliva: útil hasta para los cocteles
Mosquera ha expuesto estos cocteles en distintas ferias gstronómicas. Vía: José Marmol (UnPocoDeMaldaz.com)

Mosquera agrega que el punto de partida fue una milenaria receta ibérica. “Los pobladores españoles del siglo XI combinaban miel con cítricos y aceite de oliva”. Teniendo esto como principio, hizo la base de lo que podría ser un coctel, de una textura “muy sedosa, intensa y fina”. Siguió probando hasta que dio con la bebida que mostraría al mundo. Esta contiene los ingredientes mencionados anteriormente, así como vodka de caramelo y rones Linaje y Orange de Santa Teresa. Además, un poco de clara de huevo, a la batidora y listo, el resultado es un líquido anaranjado vivo y con cuerpo.

“Desde que presentamos el trago tuvo un éxito enorme. Muchos especialistas de gastronomía vieron el potencial del coctel y este arrasaba en todas las ferias”, rememora.

Sus indicaciones sirven para tener en cuenta lo que sería el pilar de una bebida con aceite de oliva. “Prepararla no es tan sencillo como verterla y ya, pero tampoco es tan complicado. Se puede combinar con casi cualquier licor o destilado. Lo importante es que exista una base cítrica”. Sin embargo, añade que puede usarse café o jugos de otro tipo para sustituir al cítrico. Por otro lado, refiere que el tipo de aceite a utilizar y la variedad de la aceituna será determinante.

Un coctel con ron venezolano y aceite de oliva

Cocteles con aceite de oliva

El bartender compartió una de sus recetas icónicas y más sencillas para hacer en casa. La recomienda por su excelencia y la describe como una versión del mojito, “muy sorprendente, intensa, aromática y refrescante”.

Ingredientes

  • Limonada filtrada al gusto
  • 1 cucharada sopera de miel
  • 10 mililitros de aceite de oliva
  • 30 mililitros de ron Linaje Santa Teresa
  • 20 mililitros de licor de menta blanca
  • Suficiente hielo granizado

Preparación

  • Meter todos los ingredientes en la batidora hasta homogeneizar lo más posible.
  • Servir y disfrutar.

También le puede interesar: Moscow Mule, un trago con historia y personalidad