Newsletter

Síguenos

Si sufre de reflujo hay alimentos que debe evitar

El reflujo gastroesofágico se presenta cuando el contenido del estómago regresa nuevamente al esófago. Esto sucede cuando la válvula situada entre el estómago y el esófago, denominada esfínter esofágico inferior, no cumple su función adecuada.

El reflujo se asocia muchas veces a una hernia hiatal. Otras causas relacionadas son la obesidad, el consumo de alcohol y el tabaco. Los síntomas más comunes son la acidez o la regurgitación ácida.

En ese sentido, la acidez es una sensación de ardor que se siente detrás del esternón y aparece cuando los contenidos gástricos irritan el recubrimiento normal del esófago. La regurgitación ácida es la sensación de que los fluidos gástricos suben a través del pecho pudiendo llegar a la boca.

Otros síntomas menos comunes que se asocian con el reflujo gastroesofágico, incluyen dolor de pecho sin motivo aparente, dolor de garganta y tos, entre otros.

Tenga cuidado

Toronja
Evite en lo posible las frutas ácidas y cítricas / Foto: 123rf

Ahora bien, los alimentos que comemos también pueden afectar la cantidad de ácido que produce el estómago. Por eso, es importantísimo comer adecuadamente si sufre de reflujo o la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Obviamente, el médico le recomendará un tratamiento y plan saludable de alimentación. El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, alerta sobre algunas comidas y bebidas que empeoran los síntomas.

Así que debe evitar las bebidas alcohólicas, el café y otras fuentes de cafeína. También los alimentos ácidos y ricos en grasa (algunos cortes de carne, lácteos, frituras), las comidas muy condimentadas, las frutas cítricas (naranjas, limón y toronja, etcétera) y tomates.

Por ejemplo, el chocolate contiene metilxantina, que relaja el músculo liso en el esfínter y aumenta el reflujo. La menta tampoco está recomendada, así como las salsas y aderezos cremosos, por citar algunos.

Qué comer

El brócoli
Consuma vegetales bajos en grasa y azúcar / Foto: 123rf

Si bien es cierto que estos alimentos no van a curar en sí la afección, si pueden aliviar los síntomas. Por ejemplo, consumir vegetales que son bajos en grasa y azúcar: coliflor, pepinos y brócoli, etcétera. El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias. Puede consumir carnes magras y mariscos, claras de huevo, frutas no cítricas, avena.

Hay grasas insaturadas y más saludables que puede consumir sin problema: nueces, aguacate y aceite de oliva, girasol y sésamo. Dado a que se deben evitar o disminuir las frituras, puede optar, por ejemplo, a preparaciones cuya cocción sea al vapor o al horno.

También le puede interesar: La nuez es buena para el colesterol alto

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram