Newsletter

Síguenos

La mandarina favorece el tránsito intestinal

No hay duda que la mandarina es una fruta refrescante y de gran valor nutritivo, fundamentalmente por su contenido en ciertas vitaminas. Sin embargo, su poder calórico es bajo, por lo que resulta un alimento excelente para aquellos que deban seguir una dieta hipocalórica.

Hay quienes al pelar la mandarina, suelen quitarle antes de comerla, la membrana blanca que recubre cada gajo. Sepa, que todo lo contrario, es conveniente comerla con su tegumento y la parte blanca adherida precisamente a los gajos.

En ese sentido, quizás se pregunte ¿por qué? Sencillo, estas partes son ricas en pecticina, polisacárido que favorece la disminución de los niveles de colesterol en la sangre y facilita el tránsito intestinal. Además, poseen bioflavonoides, que son sustancias que ejercen efecto antioxidante.

La mandarina, cuyo cítrico es parecido al de la naranja, contiene aproximadamente 35 mg de vitamina C, que nos ayuda a prevenir los resfriados y demás afecciones gripales, y favorece la absorción del hierro.

Su aporte en vitamina A también es importante, pues contribuye al buen mantenimiento de la piel y las mucosas. De vitamina B1, que interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, y de ácido fólico, imprescindible para la división y multiplicación celular.

La mandarina es diurética

Mandarina
Es una fruta refrescante

Ahora bien, el mineral más destacado en la mandarina es el calcio, que interviene en la coagulación sanguínea, y es necesario para la transmisión del impulso nervioso y la contracción muscular.

Aparte de ser una fruta que aumenta nuestras defensas y ser antioxidante, también es muy diurética, debido a que su componente principal es el agua, lo que nos ayuda a reducir la retención de líquidos.

Tenga siempre presente al comprarla, elegir ejemplares intactos, es decir, que la piel esté blanda, pero no arrugada. Eso sí, tampoco que estén excesivamente blandas. Su color no es indicativo correcto de su grado de madurez, sino que es necesario fijarse en su olor, más dulce e intenso cuanto más madura esté la fruta.

En cuanto a su jugosidad, si la mandarina resulta pesada para su tamaño es posible que sea muy jugosa.

También le puede interesar: Remedios rápidos que puede hacer con 10 hierbas

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram