Newsletter

Síguenos

El magnesio en la dieta y la demencia

De acuerdo con un estudio publicado recientemente en la revista médica de la Academia Americana de Neurología, Neurology®, niveles altos o bajos de magnesio en la sangre pueden ocasionar demencia.

Aunque los estudios deben ser confirmados con otros adicionales, según la investigadora Brenda C.T. Kieboom, del Erasmus University Medical Center en Rotterdam, Países Bajos, son intrigantes: “Puesto que las opciones actuales de tratamiento y prevención para la demencia son limitadas, necesitamos urgentemente identificar nuevos factores de riesgo que potencialmente podrían ser ajustados. Esto sería muy beneficioso”.

El magnesio en la dieta

demencia

El estudio incluyó a 9569 personas con una edad promedio de 65 años que no tenían demencia. Su sangre fue analizada para conocer sus niveles de magnesio. Los participantes fueron seguidos durante un promedio de 8 años. En ese tiempo, 823 personas fueron diagnosticadas con demencia. De estas, 662 tenían enfermedad de Alzheimer.

Los participantes se dividieron en cinco grupos según sus niveles de magnesio. Tanto aquellos con índices más altos como los de más bajos, tenían un mayor riesgo de demencia, en comparación con los del grupo medio. Las probabilidades de desarrollar dicha enfermedad se ubicaron en 30%.

De las 1771 personas con magnesio bajo, 160 sufrían de demencia. Esto representa una tasa de 10,2 por 1000 años-persona. En el grupo de magnesio alto, 179 de 1748 fueron afectados, para una tasa de 11,4 por 1000 años-persona. Del grupo medio, 102 de las 1387 personas sobrellevan esa dolencia, para una tasa de 7,8.

Los resultados fueron los mismos luego de que los investigadores ajustaron otros factores que podrían afectar el riesgo de demencia. Entre estos, el índice de masa corporal, el tabaquismo, el consumo de alcohol y la función renal.

Kieboom señaló que casi todos los participantes tenían niveles de magnesio en el rango normal, con solo 108 personas con índices por debajo de lo normal y dos personas con rangos por encima de lo normal.

Un primer paso

Algunos alimentos fuentes de magnesio son espinacas, almendras, anacardos, soja y frijoles negros, granos enteros, yogur y aguacates.

Si los resultados son confirmados, los análisis de sangre para medir los niveles de magnesio podrían ser utilizados para la detección de personas con riesgo de demencia, dijo la Investigadora.

Sin embargo, como en el estudio los niveles de magnesio se midieron solo una vez, estos podrían haber cambiado a lo largo del tiempo. Asimismo, los análisis se hicieron con base en la presencia en la sangre, y esto no siempre mide la totalidad del componente en el cuerpo.

Se trata de un primer paso que muestra una asociación que habría que estudiar con profundidad. Solo de esta manera se podrá conocer cómo incide el magnesio en la demencia.

También le puede interesar: Beneficios de consumir clara de huevo

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram