Desde que el Fitness se apoderó de nuestra sociedad, todos los días intentamos sustituir alimentos altos en grasa por algo más saludable, para no sentir tanto remordimiento de conciencia cada vez que nos vemos al espejo. Por eso, aunque no creas que hay alimentos de nuestra dieta diaria que nos introducen un poquito a este mundo, solo se tiene comer sin agregar otro tipo de alimento o saborizantes que puedan contrarrestar sus nutrientes.

Entre estos alimentos se encuentran: la piña que es alta en fibra, baja en calorías y un desintoxicante natural, sirve como una perfecta merienda. La manzana, sin duda es la más utilizada cuando optamos por un régimen alimenticio saludable, ideal para acompañar un buen desayuno.

El calabacín, lo podemos utilizar para el almuerzo, hacer unos vegetales salteados, o una mejor opción es cortarlo en finas tiras y obtenemos una suerte de pasta de calabacín.  La quinoa no contiene gluten, es un alimento fácil de combinar con verduras y es un gran sustituto del arroz.

La miel es un endulzante natural, se reemplaza azúcar por miel. Se le puede agregar a los jugos, a los postres y a una rica panqueca para el desayuno. La batata viene a reemplazar la papa, se puede cortas en finas tiras y llevar al honor, y será una versión de papas fritas.

También te puede interesar:  ¿Cómo saber si la miel es realmente pura?

Adaptarnos a un estilo de vida saludable no es tan complicado, solo se tiene que jugar con las calorías y los nutrientes que aportan los alimentos, variarlos y no ser tan repetitivos a la hora de comer y se obtendrán mejores resultados para mantener el organismo en perfectas condiciones.

Así también se tendrá una experiencia gastronómica, variando y probando nuevos alimentos a los que no se está acostumbrado. Todo es cuestión de atreverse y adaptarse a los cambios