Las bondades de la sal del Himalaya

sal del himalaya

La sal del Himalaya es considerada, gracias a sus bondades, como el “oro rosa”. Junto con el agua pura de manantial, ofrece todos los elementos naturales exactamente idénticos a los de nuestro cuerpo.

Esta sal del Himalaya se extrae manualmente de la parte oriental de la famosa cordillera asiática. Es considerada como la más limpia y sin contaminar del mundo, pues se encuentra escondida dentro de unas cuevas subterráneas creadas hace millones de años.

En su saludable composición se encuentra yodo, calcio, hierro, magnesio y potasio, más cinco elementos importantes para la conservación del cuerpo humano.

Entre algunos de los beneficios de la sal del Himalaya destaca la regulación del contenido de agua en todo el cuerpo. Además, promueve el equilibrio del pH saludable en sus células, particularmente las neuronas. Regula el azúcar en la sangre y ayuda a reducir los signos del envejecimiento. Asiste en la generación de energía eléctrica en las células del organismo y ayuda en la absorción de alimentos a través del tracto intestinal.

Por otra parte, previene los calambres musculares y promueve una mayor resistencia ósea. Regula el sueño naturalmente y es una potente ayuda para la libido.