Newsletter

Síguenos

La naranja también tiene propiedades medicinales

La naranja ha sido, y aún lo es, una fruta muy apreciada que ha conquistado el mundo entero gracias a su rico sabor y buenas cualidades. Existen numerosas variedades con características no sólo de sabor, sino de jugosidad, tamaño, condiciones de cultivo y productividad diferentes.

Desde hace siglos la naranja ha sido considerada alimento de uso medicinal, debido a los efectos beneficiosos que produce su consumo habitual.

Está indicada para todas las personas, pero especialmente en los períodos de crecimiento, convalecencia y tercera edad. En estos casos, el organismo necesita un aporte extra de vitaminas. Por un lado, la naranja supone una importante fuente de vitamina C, por lo que se recomienda su consumo en todos aquellos casos relacionados con estado carenciales de dicha vitamina.

Estamos ante un alimento adecuado en la dieta de los diabéticos, y tiene propiedades diuréticas y laxantes. De hecho, esta fruta tiene la capacidad de estimular el apetito, provocando la secreción de jugos gástricos. También ayuda a regular los niveles de colesterol del organismo debido a su contenido en pectina (fibra soluble).

Ahora bien, tenga presente que el consumo de naranjas no se recomienda se en casos de úlcera gastroduodenal y gastritis hiperclorhídrica debido a su acidez.

Por otro lado, el contenido de ácido oxálico de la naranja puede provocar una disminución en la absorción de ciertos minerales. Por ejemplo, el calcio, ya que el ácido se combina con éste formando sales de oxalato cálcico, impidiendo de este modo que el mineral pueda ser utilizado por el organismo.

El valor nutritivo de la naranja

La naranja
La naranja se suele conseguir todo el año / Foto: 123rf

No está demás decir que, la naranja está compuesta fundamentalmente por agua, por lo que resulta excelente para hidratar el organismo, ya que el mismo aporta nutrientes. Eso sí, es bastante pobre en proteínas y lípidos. Contiene hidratos de carbono y fibra dietética.

Aparte de la vitamina C como dijimos anteriormente, es también importante su contenido en algunas vitaminas del grupo B: B1, B2 y ácido fólico.

Sepa usted que la mayor diferencia entre consumir la naranja al natural o beberse su jugo, en cuanto a composición se refiere, es el contenido de fibra, de la que el jugo carece.

También le puede interesar: El jugo de toronja es un buen depurativo

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram