La mantequilla no es perjudicial para la salud

mantequilla

La mantequilla siempre se ha considerado como una de esas grasas que se debe evitar, por perjudicial para la salud por contener mucha grasa saturada. La realidad es que no perjudica tanto como se imaginaba.  Un estudio reciente  la Universidad de Tufts en Boston revisaron un total de nueve estudios en los que ya se había examinado la relación entre el consumo y las enfermedades cardiovasculares, la diabetes. Se llegó a la conclusión que no hay un vínculo significativo entre un consumo de mantequilla y un impacto negativo en la salud.

Esta gran confusión se originó debido a que se cree que las grasas saturadas son malas y no se deben consumir. La recomendación que da la Organización Mundial de la Salud es que sólo se debería consumir 10% o menos de calorías provenientes de grasas saturadas. Lo que significa que sí puede ser parte de la dieta pero integrarla de forma moderada.

Lo que realmente pone en jugo en la salud es eliminar estas grasas completamente de la dieta. Lo que se puede realizar  sino se desea consumirla es reemplazarlas con carbohidratos o proteínas, así no hay riesgo de ataques cardíacos.

Uno de los mayores consejos por parte de los nutricionistas es comerla con cierta discreción.  Una tostada para desayunar con un poco de mantequilla es totalmente valida.

Cuidado con la margarina

La real mantequilla es procedente de leche cruda de vaca alimentada con pasto. A diferencia de la margarina que es una creación artificial de las últimas décadas a base de aceites vegetales de dudosa calidad que han pasado varios procesos para obtener una textura sólida y darle un color más amarillo.

Esta sí contiene las grasas trans, que son raramente dañina para el organismo. Se ha demostrado que si pueden elevar el riego de sufrir enfermedades coronarias. Debido a este tipo de confusiones se debe reconocer cada una de ellas y no entrar en confusión al momento de comprarla.

También te puede interesar: Consejos para ablandar mantequilla rápidamente