La granada: el nuevo superalimento

la granada

La granada es una de esas frutas que se puede consumir en cualquier época del año, así que cuando esté exhibido en alguna frutería o supermercado lo ideal es comprar unas cuantas para aprovechar su gran sabor y todos los beneficios que aporta a la salud. Esta se ha convertido muy popular entre los comensales por los diversos aportes al organismo, y por ser uno de los alimentos ideales para las personas que desean bajar de peso. Su versatilidad es considerada como un superalimento por sus altos compuestos antioxidantes como las vitaminas A y E y el betacaroteno.

Reconocer esta fruta es muy sencillo, en su parte exterior es de colores marrones con pintas rojas; posee un caparazón bastante duro, en su interior hay una gran cantidad de semillas de granada. Su  forma se asemeja a la de un globo con un tamaño algo mayor al que presenta una manzana.

Los beneficios de  consumir granada son:

  • Previene el cáncer: por las sustancias químicas que contiene las semillas de la granada gracias también a sus taninos, antocianinas y a su quercetina; que permitirá luchar contra el cáncer y el crecimiento de tumores, tanto benignos como malignos. Es ideal para reducir el crecimiento de células cancerosas.
  • Es excelente para limpiar las arterias: diversos estudios han demostrado que consumir esta fruta ayuda a prevenir e incluso revertir la causa principal de fallecimiento por motivos cardiacos, que es el engrosamiento progresivo de las arterias coronarias. Esto se debe a su gran contenido de antioxidantes.
  • Es un afrodisiaco natural: uno de los efectos de la semilla de granada es que funciona como un afrodisiaco natural. El consumo regular y diario de este zumo aumentaba los niveles de testosterona hasta en un 30%, incrementando el deseo sexual. Este beneficio no solo es ideal para los hombres también aplica para las mujeres.

La granada en la cocina

De esta fruta se le puede aprovechar agregando las semillas a una ensalada de frutas, además de darle ese toque ácido a la preparación, le aportará un gran atractivo visual. Otra forma de comerla es añadirla a la licuadora, agregarle la cantidad necesaria de agua y batirla hasta que se trituren las semillas; eso sí se debe endulzar con azúcar o miel ya que posee un sabor amargo que se puede tornar desagradable.

También te puede interesar: Remolacha: vegetal con increíbles beneficios para la salud