El jugo de toronja es un buen depurativo

Toronja

La toronja es un cítrico similar a una naranja de gran tamaño, con distintas variedades y cuya pulpa está dividida en gajos, con un sabor amargo muy agradable.

Esta fruta posee escaso valor energético, debido a que el mayor contenido respecto al peso lo representa el agua. Apenas contiene proteínas, por lo que el único nutriente a destacar lo constituyen los hidratos de carbono. Destaca por su aporte en vitamina C y ácido fólico y pequeñas cantidades de vitaminas B.

Sepa usted que el jugo de toronja es recomendable como depurativo del organismo. Resulta ser una bebida muy grata y refrescante. También es ligeramente laxante y es beneficiosa para el hígado.

Hace varias décadas, esta fruta tomó popularidad en muchas dietas. Pues se decía que su consumo en ayunas quemaba grasas, lo que implicaba estar en muchos regímenes de adelgazamiento.

Pero también su ácido cítrico, hace que tenga un efecto antiséptico sobre las vías digestivas y urinarias. Además, la sustancia responsable del sabor amargo de la toronja abre el apetito y favorece la producción de bilis.

Cómo conservarla

Toronja

Un dato a tener en cuenta cuando la vaya a comprar es elegir aquellas que tengan mayor peso con respecto a su tamaño, ya que esto es un gran indicativo de que están llenas de jugo. Descarte las que tengan zonas endurecidas o que estén excesivamente blandas.

La conservación de esta fruta es bastante sencilla. Puede estar a temperatura ambiente hasta dos semanas. Si quiere prolongar su consumo, puede refrigerarla, tanto su cáscara como su jugo.

Hay quienes consumen la toronja picándola en dos, la espolvorean con azúcar o le echan unas pocas gotas de edulcorante líquido y se la comen con una cucharilla. Otros utilizan los gajos para preparar ensaladas y otros platos. También para hacer mermeladas o jaleas. 

También le puede interesar: Cómo quitarle el amargor a la berenjena