Lechosa y sábila para combatir problemas digestivos

Lechoza y sábila
Foto: Archivo

¿Desea combatir los problemas digestivos de forma natural? En esta oportunidad queremos compartir un tratamiento de lechosa y sábila, cuya ingesta disminuye de forma notable síntomas como la inflamación, el dolor y los gases intestinales.

Eso sí, antes destaquemos algunos de los beneficios que presentan por separado:

Lechosa y sábila
Foto: Archivo
Lechosa
  • Ayuda a proteger la vista y puede mejorar la visión.
  • Es fuente de vitaminas y minerales.
  • Rica en fibra y promueve la salud digestiva.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Reduce los niveles de estrés
Sábila
  • Alimenta la flora microbiana del intestino y, además, disminuye la producción de gases.
  • Fortalece el sistema inmunológico y lo hace resistente a virus y enfermedades.
  • Es ideal para tratar problemas respiratorios y reduce notablemente el asma.
  • Su efecto antiinflamatorio combate la indigestión y la sensación de pesadez.
  • Se considera un suplemento dietético.

Jugo de lechosa y sábila

Lechosa y sábila
Foto: Archivo

Esta es una bebida saludable que, además de contribuir a la digestión, mejora la salud de la piel y del cabello.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de gel de sábila fresca
  • 3 rodajas de lechosa
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 vaso de agua

Preparación

  • Cortar una hoja de sábila y extraer lo equivalente a cinco cucharadas de su gel. Seguidamente, picar las rodajas de lechosa en varios cubos y colocar en la licuadora con el gel, la miel y el vaso de agua.
  • Después, licuar todos los ingredientes durante dos minutos o hasta obtener una bebida homogénea. Para finalizar, servir sin colar y consumir al instante.

Anímese y tómelo una o dos veces al día, es delicioso y muy eficaz.

También te puede interesar: Los mejores alimentos aliados para un estilo de vida saludable