La granada, una fruta que no hay que subestimar

granada

La granada es una fruta carnosa que va más allá de poseer unas semillas rojas coloridas. Quizás ese “prejuicio” con este alimento se deba por su corteza gruesa y dura.

Las semillas están embebidas de una pulpa jugosa, refrescante y de sabor agridulce. Las puede consumir solas, en jugo, en jarabe, en helado o para acompañar un yogur natural, entre otras preparaciones.  

Es cierto que la granada posee un elevado contenido de agua, siendo su valor energético muy bajo. Igualmente, las proteínas, que representan un porcentaje muy escaso en su composición, aunque superior al de los lípidos.

Sin embargo, esta fruta carnosa es rica en minerales. Destaca el potasio, aunque aporta también magnesio, manganeso, fósforo, hierro y calcio. En cuanto a las vitaminas, principalmente contiene C, B1 y B2, aunque en pequeñas cantidades.

Diurética

granada

Otra de las propiedades de la granada, es que es muy diurética, por lo cual favorece la eliminación de agua y sales a través de los riñones. Esto se debe a la presencia de potasio, que ayuda a mantener el equilibrio hidrosalino del organismo.

También su contenido de manganeso la hace adecuada en el tratamiento de los trastornos del metabolismo enzimático, ya que este mineral forma parte de diversas enzimas que intervienen en el metabolismo de grasas e hidratos de carbono.

Estamos ante una fruta que se conserva a temperatura ambiente sin problema. Igual la puede refrigerar durante varias semanas. Otra cosa, los granos separados se pueden congelar fácilmente.

Cuando vaya a adquirir la granada en el mercado, deseche las que estén arrugadas o con la piel decolorada. Llévese aquellas que tengan buen tamaño y peso, de color vivo y matices marrones. Un signo de que está madura es cuando su piel es rosa oscuro.

Ensalada californiana

la granada

Una de las preparaciones que puede hacer con la granada es esta ligera ensalada californiana. Es rápida y sencilla de hacer.

Ingredientes (2 raciones)

  • 2 granadas
  • 1 lata pequeña de maíz dulce
  • 2 tomates
  • 100 g de queso blanco sin grasa
  • 1 lata pequeña de atún en agua
  • 1 limón
  • Paprika
  • Tabasco
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  • Pele las grabadas, extraiga las semillas y viértalas en un recipiente.
  • Abra la lata de maíz, escúrralo, viértalo en un cuenco y rocíelo con jugo de limón. Escaldar los tomates, pelarlos y cortarlos en rodajas.
  • Escurra el atún y pártalo en trocitos. Júntelo en una ensaladera con el maíz, el jugo limón y los tomates.
  • Agregue el queso blanco y sazónelo con sal y pimienta. Añada 1 cucharadita de paprika y una pizca de tabasco y mézclelo todo muy bien.
  • Agregue los granos de granda y sírvala muy fría.

También le puede interesar: El melocotón es un poderoso reconstituyente