Forma correcta de congelar berenjenas

berenjenas

Se puede adquirir en cualquier estación del año y se puede conseguir fresco y de buena calidad. La berenjena es uno de esos vegetales que posee una amplia versatilidad en la cocina, desde fileteadas para comerlas en un pasticho hasta ser el ingrediente perfecto para darle color a una ensalada.

Cuando están a buen precio, muchas personas suelen adquirir más de lo usual. Para poder aprovechar esta ganga y comer berenjena durante más tiempo, lo recomendable es poder conservarlas para que no se dañen. La mejor forma de conservación para la berenjena cruda es congelarla.

Sin embargo, antes de llevarlas al congelador lo primero que se debe hacer es lavarlas y cortarlas como sea de preferencia. Dejar que hierva el agua, y agregar un chorrito de limón para así poder conservar su color, dejarlas cocinar por un par de minutos.

Al estar listas, tener previamente en un bol agua fría con cubos de hielo para poder detener la cocción, dejar las berenjenas en el agua helada por un par de segundos. Retirarlas y secar en con un paño o papel absorbente, ya quedan lista para llevarlas al congelador. De esta forma, se puede tener berenjenas por tiempo prolongado sin que se dañen.

También te puede interesar: 5 alimentos que nunca debes congelar