Newsletter

Síguenos

La fibra, un componente vegetal importante

Los alimentos que ingerimos a diario se componen de una multitud de sustancias. Aunque no se conocen el papel y el efecto exactos que estas moléculas producen en nuestro organismo, se ha demostrado que hoy en día tienen efectos saludables. Una de ellas es la fibra.

Este nutriente que protege la salud, se compone de sustancias vegetales complejas cuyos beneficios se conocen desde hace ya muchos años. Se saturan de agua durante la digestión, estimulan el tránsito y ayudan a prevenir, de forma natural, el estreñimiento

Pero sus efectos beneficiosos van más  allá: parte de las fibras llega intacta al colon, donde las bacterias de la flora cólica las atacan. La presencia de fibra vegetal favorece el crecimiento de colonias bacterianas beneficiosas, que bloquean las bacterias nocivas

Por otra parte, el buen estado de esas colonias tiene un efecto positivo sobre el sistema inmunitario y la transformación de las sustancias tóxicas en inocuas. La flora bacteriana del colon, en parte definida por la calidad de nuestra alimentación, se relaciona así con la prevención del cáncer.

Las mejores fuentes de fibra

Fibra, alimentos
Las hortalizas y algunos frutos secos contiene fibra / Foto: Webmediums.com

Además, por su volumen y su efecto saciante, la fibra contribuye a controlar el apetito y es relevante para la prevención de las enfermedades del metabolismo (sobrepeso, diabetes, etc.).

La fibra soluble atrae el agua y hace que el proceso digestivo sea lento. Adicionalmente, contribuye a reducir el nivel de colesterol, ya que favorece su eliminación fecal.

Aunque todas las hortalizas la contienen, estas son las más ricas en fibra: aguacate, almendra, alubias, avena, bulgur, ciruela y ciruela pasa, escanda, germinados, granada, guayaba, habas, higo, lentejas, nuez y avellana, pistacho, quinua, repollo, sésamo y trigo sarraceno. También las manzanas, las peras, los cambures, los melocotones, el pan integral, y el arroz y pasta integral, entre otros.

Eso sí, como todo tiene sus riesgos. De manera tal que una ingesta excesiva y descuidada de este componente vegetal puede provocar efectos en el organismo. Uno de ellos es que no permitir que la glucosa pase directamente al torrente sanguíneo, puede disminuir la absorción de minerales importantes como el calcio, el hierro, el zinc y el cobre.

También le puede interesar: El jengibre, prodigioso y multifacético

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram