Newsletter

Síguenos

El perfecto sustituto de la sal

Para algunas personas cocinar sin sal es un acto inconcebible, debido al gran sabor que esta le aporta a las comidas. Aunque es posible utilizar en pocas cantidades este condimento, algunos organismos suelen rechazarlo debido a que les causa retención de líquidos entre otras afecciones. Para los que buscan una alternativa es posible encontrarle un sustituto sin perder ese toque de sazón.

Una de las alternativas es utilizar más condimentos, esta sería una opción para alternar los sabores. Sofreír las comidas con cebolla y ajo, dejará a más de un comensal suspirando los increíbles olores que desprenden estos dos vegetales increíblemente aromáticos, al fusionarse el paladar ni percibirá que le falta sal a la preparación.

La salsa de soya posee las bondades de utilizarse en cualquier preparación, es bastante frecuente utilizarla para sazonar carnes y vegetales. Esta le da un sabor bastante particular a la preparación. Pero si se trata de conjugar y probar con los sabores, los cítricos como: la naranja y el limón, son perfectos para hacer una buena vinagreta y agregarla a la ensalada del momento, lo que hace es que se multipliquen los sabores y así se olvide la presencia de la sal.

Aunque los ingredientes anteriormente mencionados son perfectos para aportar más sabor a las comidas, la sal consumida en pocas porciones de forma moderada no es dañina para la salud. En algunos casos como la pimienta recién molida y las semillas de las mostazas le dan ese sabor inusual , bastante particular hace más intenso la percepción de este sabor.

También te puede interesar: Los beneficios de la lechosa

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram