Newsletter

Síguenos

El mango, ¿se debe consumir o no su piel?

El mango se consigue en el mercado, por lo general todo el año. Su pulpa pegajosa es rica, y su sabor cuando está maduro es dulce, y bastante ácido cuando está verde. 

Esta fruta tropical contiene un elevado contenido en agua, su principal componente. Cuantitativamente, los glúcidos siguen en importancia al agua, principalmente los azúcares simples. Su contenido en fibra no soluble es bajo.

Las proteínas aparecen en pequeñas cantidades, aunque es aún menor la proporción de lípidos. Con todo ello, su valor calórico es moderadamente bajo. Entre sus minerales destaca el hierro, pero también aporta potasio, fósforo, sodio y calcio.

En lo que a vitaminas se refiere, hay que distinguir los frutos verdes de los maduros. Los primeros son ricos en vitamina C y contienen una cantidad moderada de provitamina A. Mientras que los mangos maduros son fuente importante de provitamina A, siendo moderado su porcentaje en vitamina C.

Ahora bien, ¿por qué se dice que la piel del mango no es comestible? Y es que es preferible retirarla antes de consumir la pulpa, ya que puede provocar reacciones alérgicas cutáneas e irritar la boca a algunas personas. Aparte, existe el riesgo de ingerir pesticida si no se lava adecuadamente.

Sin embargo, la piel del mango tiene una serie de beneficios para la salud, incluida una dosis saludable de fibra, mineral y vitaminas. De hecho, según Healthline, un estudió descubrió que el extracto de piel del mango contenía propiedades antioxidantes y anticancerígenas más fuerte que la propia pulpa de la fruta.

Para la salud

El mango
Es una fruta rica y muy consumida / Foto: archivo

El mango, por su riqueza en vitaminas A y C, constituye una buena medida de prevención del escorbuto y un eficaz remedio de las afecciones de la piel, mucosas y vista, normalmente causadas por déficit de vitamina A.

Su contenido en hierro le confiere propiedades reconstituyentes, siendo útil para el tratamiento de anemias y todo tipo de afecciones de la sangre.

Por otra parte, su contenido en grasas, sodio y calorías hace que esté indicado en las dietas de adelgazamiento e hipertensión. Además, el mango es una fruta de fácil digestión. De todos modos, siempre será bueno consultar al doctor al respecto.

También le puede interesar: El jengibre, prodigioso y multifacético

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram