Newsletter

Síguenos

El aceite de coco, fortalezas y debilidades

Desde hace tiempo el aceite de coco ha adquirido mucha más presencia en todo el mundo. Hay quienes lo han calificado como un producto casi “milagroso” y muy saludable.

Pero esa fama que ha ganado por quienes lo defienden, se ha visto mermada por sus detractores, que cuestionan su composición, sobre todo, por sus grasas saturadas. Algunos científicos sostienen que el aceite no es saludable, ya que contiene precisamente 86% de las últimas.

Las grasas saturadas se consideran dañinas para la salud, pues causan aumento de los niveles de lipoproteína de baja densidad (LDL) en la sangre. Esto es lo que se conoce como el colesterol malo, encargado de bloquear las arterias.

El aceite de coco
Este producto vegetal contiene un alto contenido en grasas saturadas / Foto: 123rf

Pero también hay que decir que las grasas saturadas, algunas veces, suelen ser beneficiosas, ya que tienden a aumentar el colesterol bueno, causado por la presencia de lipoproteína de alta densidad (HDL). Esto se traduce en que evita el bloqueo de las arterias y ayuda a la eliminación del colesterol malo, transportándolo al hígado para su excreción.

Estas son algunas de las fortalezas y debilidades del aceite, muy utilizado en las cocinas asiáticas y caribeñas.

Golden Brook en Venezuela

Un aceite de coco, sin olor y sabor, fue lanzado recientemente en Venezuela. Se trata del Golden Brook, marca elaborada en Guyana. Es presentado como vegano, libre de gluten, sin grasas trans y sin colesterol. Esta variedad tiene una consistencia sólida hasta que se somete a temperaturas mayores a 24ºC. Lo conseguirá con una capa blanca, de apariencia mantecosa, que al utilizarlo se convertirá en líquido.

El aceite de coco Golden Brook
El producto hecho en Guyana está en varios países de Latinoamérica / Foto: Golden Brook

Quisimos ver su efecto en la comida y recibimos tres agradables sorpresas. Cuando se utiliza en frituras, no saltan chispas al introducir el alimento en el aceite caliente. Esto es una gran ventaja, para evitar así quemaduras durante el proceso de cocinado. Otra es que, al sacar el alimento de la sartén, no queda enchumbado de grasa, sino más bien seco.

La tercera es que no impregna de otros olores las frituras, sino que más bien realza su sabor.

Tenga en cuenta

En Cocina y Vino conversamos con María Paula González, nutricionista y dietista, para que nos comentara sobre las particularidades del aceite de coco. Ella trabaja con un grupo de cirujanos bariátricos y con la selección de fútbol venezolana Vinotinto (sub20).

“Es una grasa saturada, al igual que la grasa saturada de origen animal, porque a temperatura ambiente se encuentra más densa. Entre sus bondades está que ayuda en la pérdida de peso, así como a personas con problemas neurodegenerativos como el alzheimer o el parkinson. También con quienes sufren de triglicéridos y colesterol altos, además de regular la flora microbiana, entre otras propiedades”.

Freír en aceite de coco
Esta variedad no salpica cuando se utiliza en frituras / Foto vía: Selecciones.com.mx

Hay una falsa creencia de que es mágico…

“Es un error. Ningún alimento nos ayuda a perder peso, ninguno. Tienes que hacer una dieta diaria balanceada con alimentos adecuados. Yo uso aceite de coco porque me da más saciedad que uno de maíz o de oliva. Me deja más llena y puede mantenerme así un poquito más en el tiempo. Y no lo voy a almacenar a nivel abdominal. Son triglicéridos de cadena media, que llegan directo al hígado y este lo convierte en cetonas, que me van a ayudar a la energía para la quema de kilocalorías, portador de ayuda para perder grasa”.

¿Es considerado, entonces, un superalimento el aceite de coco?

“Sí. Sabemos que el aceite de coco es una grasa saturada de cadena corta-media. La única comparación que tenemos es la leche materna. Lo llamamos superalimento porque vamos a encontrar sólo en ese aceite uno específico que se llama el aceite del agua, que aporta muchos beneficios a nivel nutricional”. 

Todo en exceso hace daño

Aceite en ensalada
Puede aderezar ensaladas con un toque de aceite / Foto: 123rf

Tenga en cuenta que puede usar el aceite de coco sin exceso. Pero tal como nos comentó la nutricionista González, lo recomendable es que sea un máximo de tres cucharadas a lo largo del día.

Eso sí, también dependerá de su proporción de peso. Por ejemplo, si es una persona deportista, muy activa o está en buenas condiciones físicas, tres cucharadas están bien. Caso contrario, si es obesa o sedentaria, lo recomendable es una sola.  

La mejor hora para hacerlo dependerá de usted. Normalmente, los nutrientes se pueden consumir en cualquier momento del día. Todo es cómo se organice en su dieta diaria. Es decir, si no utiliza grasas en la mañana o al mediodía, las puede utilizar en la noche.

Algunas opciones prácticas

Café espresso
Nutricionista recomienda echarle una cucharada del aceite al café negro / Foto: 123rf

María Paula González compartió algunas propuestas con el aceite de coco. Una de ellas es que, al café negro de la mañana, le echa una cucharada del aceite y lo remueve hasta hacerlo espumoso, como si fuera latte. Esto aporta energía inmediata. Pero, cuidado, nada de azúcar, debe ser solo o con edulcorante. Tampoco leche, aunque sea descremada.

También puede utilizar una cucharada para freír un huevo o un pollo. O hacer un sofrito, o emulsionar o aderezar ensaladas

En relación con la fritura precisó: “El punto de humeo con el aceite de coco es mayor, pero no pierde nutrientes cuando lo está cocinando, como sí ocurre con el aceite de maíz y o de oliva cuando cocinan algún alimento”. 

También le puede interesar: Seis beneficios de tomar leche de coco

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram