Newsletter

Síguenos

Coliflor, una hortaliza a la que no hay que tenerle “miedo”

Aunque a menudo se ignora, quizás por su olor particular que muchos rechazan, la coliflor es una hortaliza muy versátil, nutritiva y económica. Es una buena fuente de vitamina C, potasio, calcio, hierro y fósforo, por lo que refuerza el sistema inmunitario.

Además, sirve para prevenir la artritis y enfermedades del corazón, es antibacteriana y antioxidante. Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, es una aliada contra la hipertensión, debido a la presencia de aminoácidos y, aunque poco se diga, es beneficiosa para la mente, gracias a la vitamina K, que tiene la propiedad de aumentar la concentración y todas las funciones mentales.

Coliflor

Eso sí, no es recomendable comerla en exceso para aquellas personas que sufren de problemas relacionados con la tiroides, ya que puede causar hinchazón y diarrea.

Lo ideal es cortarla en pequeños cogollos, lavarla bien y, aunque hay algunos que la comen cruda, es mejor cocinarla ligeramente al vapor o hervirla con muy poca agua. Es decir, cocinarla lo menos posible para que no pierda sus proteínas y minerales.

Un dato

Generalmente se tiene la idea de que la coliflor es muy flatulenta. No obstante, consumirla cruda con un poco de yogur, aceite de oliva, vinagre de sidra y ajo machacado constituye un gran remedio precisamente contra esas flatulencias.

Ensalada del refuerzo napolitana

Foto vía: lagranjadeadriana.blogspot.com

Esta hortaliza se presta para varias preparaciones, desde cremas, pastas, ensaladas, contornos y condimentos, hasta batidos. Por ejemplo, en Italia, en especial en Nápoles, elaboran un plato que se llama ensalada del refuerzo napolitana (insalata di rinforzo), servida tradicionalmente en Navidad.

Ingredientes (para 8 comensales)

  • 1 coliflor separada en ramilletes (deseche los trozos de tallo)
  • 1/3 taza de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • Sal
  • Pimienta recién molida
  • 2 ramitas grandes de orégano fresco
  • 8 filetes de anchoa enjuagados y cortados en juliana
  • ½ taza de aceitunas sin el hueso y cortadas por la mitad
  • ¼ taza de alcaparras enjuagadas
  • 1 ½ tazas de pimientos rojos asados y sazonados con vinagre y aceite

Preparación

  • Cueza la coliflor en agua hirviendo con sal hasta que esté tierna, de tres a cinco minutos. Si lo prefiere, puede cocerlas al vapor. Refrésquela bajo el agua fría y escúrrala muy bien.
  • Ponga la coliflor en un cuenco con el aceite de oliva y el vinagre. Sazónela al gusto con sal y pimienta.
  • Separe las hojas de orégano y añádalas al cuenco junto con las anchoas, las aceitunas y las alcaparras. Corte los pimientos en tiras finas, agréguelos y remueva bien.
  • Deje reposar la ensalada durante tres horas mínimo, a temperatura ambiente, antes de servirla.

También le puede interesar: Frutas y hortalizas, cómo desinfectarlas

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram