La canela es buena para el decaimiento

Canela

La canela es una especia utilizada en distintos platos por su aroma y sabor, que proviene de la corteza seca del árbol del mismo nombre que se enrolla en forma de palitos que se cortan de la misma longitud.

Aunque también se comercializa en polvo, que le da un sabor mucho más fuerte, se aconseja comprarla en rama para conservar las propiedades, guardada en frasco hermético, eso sí, lejos de la humedad y la luz.

Pero más allá de los placeres gastronómicos que brinda, esta especia ha sido utilizada desde hace mucho tiempo por sus beneficios a la salud, siempre que su consumo sea moderado, claro está.

Por un lado, es un estimulante, tónico y un antiséptico. Incluso, anima al organismo y combate la fatiga y decaimiento que acompaña a la gripe y otras infecciones virales.

Es ideal cuando comienzan los primeros síntomas de un resfriado, tos, o si se siente decaído en sí. Cuando eso ocurra, puede machacar un palito de canela y agregarlo a un ponche dulce muy caliente. También puede agarrar un palito y lo pone a hervir en agua, y ese vapor que produce usted lo inhala y resulta excelente para las fosas nasales atascadas y para la tos pectoral.

Pero el componente más importante que tiene la canela es el aceite volátil cina-maldehído, que tiene un efecto sedante, analgésico y ayuda a bajar la tensión sanguínea. Tanto es así, que favorece la digestión y ayuda a controlar las náuseas y la diarrea. De hecho, los médicos tradicionales en la India solían usarla para la anorexia y como expectorante.

También le puede interesar: El limón, un poderoso cítrico para mantenerse saludable