El aceite de oliva, un muy eficaz antioxidante

Aceite de oliva

Desde hace bastante tiempo las investigaciones han confirmado lo que la sabiduría popular ya sabía: que el aceite de oliva es un alimento-medicina maravilloso. Uno de los antioxidantes más poderosos es la vitamina E, y este producto la tiene en abundancia en su forma más activa: alfatocoferol.

Este tipo de aceite protege de las enfermedades en las que interviene la actividad de los radicales libres, como el cáncer, la vejez prematura, la artritis y las de origen cardiovascular. De hecho, quienes lo consumen regularmente por lo general tienen también mejores niveles de colesterol HDL.

Es de resaltar que su efecto estimulante sobre la vesícula biliar es más intenso que el de otras grasas. Además, se absorbe mejor y favorece los movimientos peristálticos que hacen pasar los alimentos a lo largo del cuerpo. Es ideal para personas aquejadas del hígado, las digestiones difíciles y la úlcera estomacal.

Hay diferentes tipos

Aceite de oliva

El aceite de oliva se obtiene del prensado de las aceitunas del olivo. Existen dos métodos de prensado: el frío, que consiste simplemente en machacar las aceitunas para producir el aceite sin refinar. Mientras que el prensado, por la acción del calor y la aplicación de otras técnicas, como el uso de conservantes, da como resultado un aceite refinado.

Ahora bien, se vende con diferentes graduaciones para distintos usos. El virgen extra, considerado uno de los mejores, se elabora con aceitunas selectas prensadas en frío. Se usa principalmente para aderezar ensaladas y aromatizar.

El virgen se hace con aceitunas más maduras y sirve para cocinar y aliñar. El aceite de oliva normal se obtiene del pensado en caliente, a veces con aceitunas que quedan tras elaborar el aceite de oliva virgen extra.

Remedios rápidos con este aceite

Aceite de oliva

Si usted es de aquellos que tiene problemas de cabello seco y dañado, este alimento es una magnifica opción. Con el cabello húmedo, aplique el aceite al peinarse y cubra con film transparente. Envuélvase la cabeza con una toalla. Déjelo así un par de horas y lávese luego el cabello con champú, como de costumbre.

También hidrata y protege la piel. Lo recomendable es aplicarse un poco después de ducharse y dejar que se absorba. Si se ha quemado, puede echarse un poco en la herida minutos después del accidente. Estos son algunos de los varios remedios caseros que existen con el aceite de oliva.

También le puede interesar: Aceitunas, ayer, hoy y siempre