4 razones por la que debes comer lechuga

lechuga

Existe una gran variedad tipos de lechugas, entre ellas se encuentran: la romana, americana, criolla entre muchas otras más. Muchos suelen incluirla en las comidas ya cruda, en ensaladas, hamburguesas los rollitos vietnamitas y los tacos.

Una gran cualidad es que tiene muy pocas calorías: 100 gramos proporcionan tan solo 15 calorías; así que es perfecta para comer sin remordimientos. Se ve con frecuencia como parte del menú de aquellas personas que están en regímenes de pérdida de peso. Pero además de ayudar a adelgazar, la lechuga posee más beneficios de lo que muchos se imaginarían.

Disminuye el colesterol alto: si se consume tres o cuatros veces por semana, ayuda considerablemente a disminuir los niveles de colesterol en la sangre. Al ser una importante fuente de antioxidantes,  significa que además de retrasar el envejecimiento celular activa la circulación previniendo la aparición de arteriosclerosis.

Es el perfecto remedio casero para la curar la gripe: para los resfriados, ya que fortalece las vías respiratorias. En estos casos, una buena ensalada cuyo ingrediente principal sea la lechuga puede ayudar, y mucho.

El perfecto digestivo: comer lechuga de forma constante es ideal para aquellas personas que presentan problemas digestivos, combate las flatulencias y es perfecto para aquellas personas que sufren de retención de líquidos.

Combate el insomnio:este es una solución para aquellas personas que sufren de insomnio, ya que logra calmar el sistema nervioso y ayuda a dormir mejor. En este caso la mejor forma de ingerirlo es preparar un infusión como si se estuviera preparando un té.

También te puede interesar: Wraps de lechuga con pollo