13 alimentos que influyen a la hora de dormir

alimentos dormir

El comportamiento cotidiano del cuerpo humano depende directamente de los alimentos que se consuman durante el día. Cada comida tiene propiedades que podrían hacer que la persona esté proactiva y enérgica o, por el contrario, provocar que el agotamiento y las pocas ganas de trabajar se apoderen de su ser.

Así como influyen en las tareas diarias, los alimentos pueden mejorar o afectar las horas y la calidad del sueño. Los alimentos cuyas propiedades inquietan al organismo pueden ser los que contribuyan a fuertes insomnios. Por tal motivo, para poder dormir con tranquilidad y por el tiempo deseado, o para evitar quedar deambulando en horas de la noche, lo ideal es considerar los siguientes alimentos:

Para mantenerse despierto

Salsas picantes

salsa picante

Por lo general, salsas como tabasco o chipotle afectan la capacidad de dormir con calma. Los alimentos muy picantes suelen aumentar la temperatura del cuerpo, lo que impide que las personas consigan el sueño.

Manzanas

manzanas

El “fruto prohibido” no debería formar parte del menú si su intención es tomar una buena siesta. Las manzanas están cargadas de antioxidantes, vitaminas, fibra, azúcar y fitonutrientes que hacen que las personas se mantengan alertas.

Menta

Menta

Las hojas de menta son perfectas para aumentar la productividad. La menta mantiene concentrado a quien la consume y, además, podría hacer que dure bastantes horas sin cerrar un ojo. Por tal razón, para aquellos que necesitan de energía extra, es recomendable que tengan siempre uno que otro caramelo o goma de mascar de menta entre sus pertenencias.

Romero

Esta hierba no suele usarse mucho en desayunos, pero vaya que es de gran ayuda para animar el cuerpo si se consume desde temprano. Su aroma aumenta la actividad del cerebro y le aporta energía al cuerpo. Debido a esto, es mejor no utilizarla para la cena, a no ser que el individuo quiera disfrutar de una velada activa.

Para dormir como un bebé

Soya

Soya

Las vainas y los granos de soya son ricos en magnesio. Este mineral ayuda a relajar los músculos, lo que provoca que el sueño sea más fácil de conciliar. Cenar algo con tofu, edamame o sopa miso es una excelente idea.

Aguacate

Aguacate

¿Acaso esta fruta puede ser aún más perfecta? Los niveles de serotonina en el cuerpo se incrementan por las altas cantidades de grasa insaturada que contiene el aguacate. De esta forma, aumentan las probabilidades de quedarse dormido.

El aguacate, al igual que la soya, también es rico en magnesio, lo que ayuda aún más a contar ovejas.

Hummus

Hummus

Esta salsa de garbanzo está repleta del aminoácido triptófano, un componente óptimo para una dormidita. Estos granos también son ricos en folato y vitamina B6, que ayudan a alcanzar el sueño. Para variar, el magnesio también predomina en el garbanzo.

Chocolate oscuro

chocolate oscuro

Siempre se dice que a los niños no se les debe dar chocolate de noche porque se ponen hiperactivos gracias al azúcar. Sin embargo, cuando se trata de chocolate oscuro, el efecto es al revés, pues este contiene serotonina, que es una sustancia que te ayuda a desconectarte un rato.

Vino tinto

La piel de las uvas muchas veces es la culpable de causar sueños incontrolables en medio de una cena o reunión familiar. Esto se debe a la melatonina, una sustancia que induce fuertemente el sueño, que el cuerpo humano suele producir de forma natural.

Cambur o bananas

Banana

La combinación de potasio y magnesio contenida en los cambures ayuda a relajar el cuerpo y a caer en un estado de sueño intenso. El triptófano y la vitamina B6 también están presentes, al igual que en los garbanzos.

Cerezas

cerezas

Estos deliciosos y redonditos frutos rojos podrían hacer dormir a cualquiera. Está plagada de melatotina, la cura perfecta para el insomnio.

Pescado

salmón

Algunos regalos del mar, como el salmón, el atún y el pargo, también contienen mucho triptófano. Una buena cena con un filete generoso, un cebichito o un tartar queda fenomenal para dormir como un bebé.

Nueces

nueces

Muchos frutos secos como las nueces están repletos de calcio, que mejoran significativamente los niveles de serotonina. Las almendras, por ejemplo, contienen mucho magnesio, que es muy recomendado para relajar los músculos y tener siestas reconfortantes.

También le puede interesar: Los smoothies que están arrasando en Instagram.

Con información de Food & Wine.