Derecho de autor: maxsheb / 123RF Foto de archivo

“Tiene que entrar en la dinámica internacional “Vinos y platos” encuentro y desencuentros, armonías y contrastes. Casi nadie bebe sin comer, solo lo hacemos los ‘técnicos’ y los ‘borrachos’”, explica Mijares.

Sin embargo, en medio del gran boom de la cocina española en los últimos años que ha puesto apellidos como Adriá, Aduriz, Arzak, Santamaría y Roncero como referencias para los gastrónomos del mundo.

Mijares cree que es un fenómeno que no ha tocado de manera directo al vino español

“El impacto ha sido muchísimo menos del que quisiéramos. Nuestros chefs de primerísima línea deberían apoyar más los vinos. Hay aún mucho camino por hacer.”

Comments

comments