cuchillos

Tanto en la alta cocina como en el hogar es muy importante que los cuchillos estén bien afilados, esto permitirá que los cortes sean mucho más precisos además de proporcionar mayor rapidez a la hora de elaborar una preparación. Igualmente, evita cortadas, pues con buen filo no hace falta ejercer ningún tipo de presión sobre el cuchillo. De allí la insistencia en que estén en condiciones óptimas, ya que se reduce, considerablemente, el esfuerzo al cocinar además de disminuir los accidentes en la cocina.

Una prueba para saber que el cuchillo está perdiendo su capacidad nata de corte es probar cortando una rodaja de cualquier vegetal y que esta incisión no requiera de mayor esfuerzo. Que no tenga suficiente filo, no quiere decir que se deba desistir de este utensilio, existen diversas formas de regresarle el filo, bien sea con técnicas caseras o de forma profesional.

Cuando se aplica la técnica casera, usualmente, se utiliza una taza de café y se coloca boca abajo. Con un ángulo de 20º se comienza a arrastrar un lado de la hoja del cuchillo desde la parte de cerámica que sobresale de la taza. Este movimiento se repite varias veces hasta hacer una pequeña prueba de corte. Aunque esto parezca arcaico, la cerámica es utilizada en los utensilios profesionales para afilar cuchillos.

En esta oportunidad, para los verdaderos amantes de la alta cocina que desean tenerlos en condiciones optimas como el de un verdadero chef, en este video un experto hace una demostración de como debe hacerse.

También te puede interesar: El cuchillo: objeto indispensable en la cocina

Comments

comments