congelar

Al momento de congelar carnes se debe hacer con sumo cuidado para que no se reproduzca ningún tipo de bacteria y para que durante su estadía en el refrigerador la piel no se queme y la arruine por completo. Una las cosas que se debe tener en cuenta es que el congelador debe estar en excelentes condiciones ya que deberá alcanzar entre los -25° o -30° grados.

Para congelar la carne de forma correcta tenga en cuenta:

  • Al momento de congelar debe retirarle la grasa a la carne ya que se vuelve rancia con el frío. En el caso de los filetes, escalopes y chuletitas se recomienda embalarlos de forma separada.
  • Exponer la carne directamente al frío es un error garrafal, por eso deben guardarlas en bolsas plásticas, o bien, envolverlas en papel film e, incluso, separarla en diversas porciones para luego poder descongelarla fácilmente.
  • Los trozos grandes se deben cortar en porciones de, máximo, entre 200 a 250 gramos y debe envolverse muy bien cada porción en papel film o guardarla en una bolsa de congelación. Esta es una forma para no descongelar toda la pieza y utilizar lo que realmente se necesita.
  • En el caso de congelar carne cocinada, se debe esperar a que se enfríe antes de meterla en el congelador.
También te puede interesar: ¿Cómo elegir una buena tabla para cortar?

Comments

comments