limpiar

Limpiar el colador de malla fina puede ser unos de una de las cosas más tediosas en la cocina,  quitar esos pequeños restos de comida no es cosa fácil. En muchos casos la esponja no hace la tarea completa y se debe recurrir con otro método de limpieza.

Esta tarea puede ser realmente un gran dolor. Esos minúsculos pequeños agujeros de malla pueden ser muy implacables con esponjas más suaves. Para no pasar más tiempo de lo normal, con estos tips lavar la malla será mucho más fácil.

  • Tan pronto como se termine de usar, golpea contra el fregadero. Esto ayuda a desalojar algunas de las piezas más pequeñas que no han tenido tiempo para reventar e instalarse.
  • Si se olvida lo mejor es remojar en agua jabonosa de inmediato, durante unos 15 minutos. Utilizar agua muy caliente (agregue un poco de vinagre), recordando que las manijas metálicas pueden recalentarse y cualquier plástico en su tamiz puede derretirse si el agua está demasiado caliente. Asegurarse de sumergir completamente ya que que algunos trozos de comida hayan quedado atrapados en el borde metálico.
  • Un cepillo grueso (un cepillo de acero inoxidable o un cepillo de dientes viejo funcionará) puede ayudar a sacar esos pequeños restos de comida que se quedan alojados.
También te puede interesar: Tips para tener la masa de pie perfecta

Comments

comments