Foto: Archivo

Seguramente, muchos de ustedes habrán pensado en ahorrar energía y dinero, planeando con tiempo de qué forma usar el horno. Una vez que ha alcanzado la temperatura suficiente se puede aprovechar ese calor para cocinar varios platos. Por esto, se sugieren hoy unas ideas para aprovechar un horno caliente.

Los hornos de gas tienen tres zonas de calor, el calor asciende por lo que, evidentemente, la parte alta es la más caliente.

El centro tendrá la temperatura que indique el termostato y la base es la parte más fría, ideal para platos que requieran una cocción lenta. Se puede así hornear al mismo tiempo platos que pidan distintas temperaturas.

En el caso de los hornos eléctricos también tienen variaciones de temperaturas, aunque no tan marcadas como los de gas. En los hornos con ventilador, la temperatura es idéntica en todos los niveles, por lo que los platos que se horneen al mismo tiempo requerirán de la misma temperatura.

Muchas cocinas llevan un control automático de tiempo. Así se puede, no solamente preparar una comida completa en el horno, sino también dejarlo programado varias horas antes, meter la comida con los controles preparados, salir y, al regresar, tenerla lista para servir.

Cuando se prepara un plato para dejarlo con el control automático, se deben recordar los siguientes puntos:

  • La comida estará recién preparada y enfriada en la nevera antes de meterla en el horno.
  • Los alimentos de olor fuerte deberán taparse adecuadamente para que no contagien a los demás alimentos.
  • Las papas para asar se untarán de grasa fundida para que no pierdan color y las manzanas y peras se rociarán o mojarán en zumo de limón por la misma razón.
Planear la sesión con el horno caliente

Puede costar un poco hacerse a la idea de hornear varios platos al mismo tiempo, pero una vez se hayan planeado y horneado dos o tres comidas completas y se sepa qué platos se hacen mejor en las distintas posiciones del horno, podrá descubrir cómo se adaptan otras recetas.

Algunas ideas sobre la forma de llenar el horno pueden ser:

  • Mejor elegir papas grandes para un asado grande y mejor cortarlas en trozos cuando el asado sea pequeño, para que el plato entero esté al mismo tiempo.
  • Cocer un pastel de frutas grandes si el asado es grande y cocer empanadas individuales si el trozo que se asa es pequeño.
  • Los alimentos tapados (por ejemplo, con aluminio) tardan más en cocer que los destapados.
  • Deben elegirse platos que tarden más o menos el mismo tiempo en cocer para no tener que andar abriendo y cerrando la puerta del horno.
  • Lo más práctico es elegir el plato fuerte, anotar el tiempo de cocción y la temperatura y planear el resto de platos en consecuencia. Ello sin olvidar que el plato fuerte no tiene por qué estar en la parte más caliente del horno.
  • Comprobar con anterioridad que todos los recipientes a usar quepan en el horno.
  • Es necesario dejar un pequeño espacio libre entre los recipientes para que circule el calor.

De esta manera, siguiendo unas pequeñas pautas es posible aprovechar el calor del horno para preparar toda una comida, sin tener que esperar a sacar una bandeja para introducir la siguiente.

 

FUENTE: Directo al paladar

Comments

comments