cocinar

El pollo a la plancha es uno de los platos más sencillos que pueden prepararse, sobre todo cuando no hay mucho tiempo. Pero en la constante carrera contra el tiempo, a veces no se toman las precauciones necesarias y queda crudo o con exceso de cocción.

¿Por qué le quedó crudo o desabrido? Aquí las posibles causas:

• Se debe evitar pinchar continuamente el filete para comprobar su punto de cocción, porque se corta la recirculación de jugos que tiene lugar en su interior.

• No sobrecargar la sartén con demasiados ingredientes y pollo. Es sumamente incómodo poder controlar y cocinar todo en forma pareja, lo que ocasionaría que se forme esa corteza crocante que no permite la cocción en el interior.

• Dar demasiadas vueltas al filete más de una vez interrumpe la caramelización y el flujo de jugos en el interior de la carne.

• Un pollo desabrido es lo peor del mundo, pensar que agregarle menos condimentos es mejor es un grave error. Utilizar un poco de sal, limón, ajo y hierbas frescas le dará ese toque de sabor a la preparación.

• Apretar la carne contra la sartén o parrilla es uno de los más graves errores, ya que cuando se cocina un filete, la idea es que la grasa se integre lo mejor posible con la carne. Si se aplasta, perderá todo el sabor.

También te puede interesar: ¿Cómo usar correctamente el papel aluminio?

Comments

comments