Obtener un punto de nieve perfecto puede ser una tarea sencilla, pero para alcanzar la perfección se pueden aplicar ciertos trucos. La manera de batir e incluso una pizca de sal pueden marcar la diferencia. Para obtener una mejor consistencia toma nota de los siguientes consejos:

  • Utilizar un recipiente para mezclar más hondo que ancho para que haya una correcta incorporación del aire. Si se van a batir de manera eléctrica, lo más recomendable es hacer un paso previo: con tenedor batirlas constantemente por unos segundos, luego sí se puede continuar.
  • Separar las claras de las yemas el día anterior y guardarlas en un recipiente en la nevera cubierto con papel transparente.
  • La esponjosidad de la mezcla se logra mejor si al poco tiempo de comenzar a batir agregar una pizca de sal. Este sencillo detalle hará una gran diferencia en la consistencia de las claras a punto de nieve.
  • Para montar las claras se debe hacer un movimiento circular de abajo hacia arriba para incorporar lo máximo de aire que se pueda, no se deben realizar movimientos horizontales.
  • Si las claras montadas son para un postre, deberá agregar azúcar después de la pizca de sal, una vez que hayan subido considerablemente. Después seguir batiendo hasta que estén del todo firmes.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=GLq0cYB-HIg]

G.V

Comments

comments