Todo es cuestión de conocerlos un poco. Aquí te mostramos ciertos tips para elegir muy bien algunos vegetales. Presta atención.

Espinacas

Como la gran mayoría de los vegetales, sus hojas no deben tener manchas, con un color propiamente uniforme.

Berenjenas

Es recomendable elegir unas de piel firme y brillante, con tallo el tallo fresco. Las berenjenas con manchas o blandas suelen tener un sabor amargo.

Pepino

Con la piel de color verde oscuro y brillante. Es recomendable elegir los pepinos de tamaño mediano, puesto que los grandes suelen tener más semillas y adoptan en su mayoría un sabor algo amargo.

Ajos

Fíjense que estén bien tersos, cerrados, sin germinar, sin golpes, sin manchas. Que estén muy lindos de por sí.

Tomates

Debe tener una piel roja, sin golpes y muy lisa. Exceptuando los verdes

Alcachofas

Para saber que la planta no esté vieja, los extremos de las hojas no tienen que pinchar.

Lechuga

Deben tener el color propio de acuerdo a su variedad (verdes, de puntas rojizas o blancas), sin contener zonas amarillas.

Calabacitas

Lo ideal es que su piel sea brillante y sin manchas.

Papa

Debe tener una consistencia dura. Y con un color uniforme.

Brócoli

Elige las que tengan las flores más cerradas.

Zanahoria

Su carne debe estar firme y crujiente. Pueden fijarse en el color de sus hojas, para saber el grado de frescura, éstas deben ser verdes.

Apios

Nunca compremos los que tengan las hojas de color amarillento. Las más frescas son de hojas verdes. Sus tallos deben ser crujientes, firmes y sin manchas.

Coliflor

Con hojas frescas y verdes. Los ramitos deben estar bien cerrados, con un color uniforme y sin manchas.

Pimiento morrón

Con la piel firme, tersa y brillante son los mejores.

Cebollas

No les debe faltar la piel, esto evita que estén secas. Deben ser firmes.

Espárragos

Será mejor elegir los de mayor grosor. Debemos observarlos bien y ver que sus puntas estén compactas y firmes.

Comments

comments